DIARIO

Jueves 26.03.2015

Miércoles, 07 de agosto de 2013

Un chef británico le ganó un juicio a McDonalds por su proceso para cocinar las hamburguesas

El reconocido cocinero lavó con amoníaco los desperdicios de carne, que según él, es así como la reutiliza la cadena de comidas rápidas. Luego de la demostración, la empresa informó que modificó su "receta".

Compartir

Compartir

captura de video

El chef británico Jamie Oliver ganó la batalla contra la cadena de comida rápida McDonald's, al demostrar que sus hamburguesas incluyen carne de res que no es apta para consumo humano y que se lava con hidróxido de amoniaco, para poder ser usada como materia prima en la preparación de los platillos.

La demostración la hizo para su programa Food Revolution acerca de cómo los "desperdicios" de la carne de res, pueden ser empleados para fabricar algo que se llama pink-slime y que sirve para preparar la carne molida que se utiliza en las hamburguesas de cadenas como McDonald's.

La cadena de comidas rápidas decidió modificar su receta, aunque Todd Bacon, vocero de McDonald's negó que haya sido en respuesta a la iniciativa del chef.

Oliver mostró como el lavado de amoníaco ataca a microbios que existen en partes de la res que no son aptas para el consumo humano. Esta carne, en su opinión, hubiera sido vendida como alimento para perros sin el lavado en amoniaco. El hidróxido de amoniaco es tóxico para los seres humanos y se le emplea en procesos industriales.

Oliver llama a este proceso de reutilización de carne de desecho en la industria alimentaria humana como Pink Slime.

Fuente: SDP Noticias, de México



Dejanos tu comentario