Diario UNO

COLUMNISTAS DIARIO UNO

Viernes, 07 de marzo de 2014

El futuro del dinero virtual: muerte y transfiguración del bitcoin

Por Diego Sánchez
El autor es periodista de la agencia Télam.

E l 28 de febrero, Mt. Gox, uno de los mayores operadores de bitcoins del mundo, con sede en Tokio, se declaró en quiebra. Su CEO, Mark Karpeles, un norteamericano sub 30 fanático de la cultura japonesa que solía dar entrevistas sentado en gym balls para conciliar la estética geek con el mundo de las finanzas, compareció ante la prensa con la cabeza gacha como dicta el protocolo nipón de la culpa. Un mes antes, su empresa había sufrido una falla de seguridad que la obligó a suspender sus actividades. Un documento interno reveló poco después la magnitud del hackeo: unos 750.000 bitcoins en poder de la compañía habían simplemente desaparecido. En valores “reales”, se trataba de una pérdida superior a los 400 millones de dólares. Horas más tarde, el conductor de The Daily Show, Jon Stewart, se burlaba y llamaba al bitcoin “el Tamagotchi de las monedas”.

Su creador, Satoshi Nakamoto, no dijo nada porque nadie sabe si existe. En el 2008, Nakamoto publicó un documento titulado “Bitcoin: un sistema de dinero electrónico peer-to-peer”. Se trataba de una propuesta para crear una moneda virtual que empleara la tecnología P2P y operara sin necesidad de bancos ni control de ninguna autoridad central. En el 2009, el misterioso Nakamoto lanzó oficialmente el bitcoin y poco después se esfumó, aduciendo una búsqueda de nuevos horizontes. La deep web no tardó en adoptar a su creación como moneda oficial: su carácter autorregulado y anónimo era ideal para ciertas transacciones secretas. El éxito pronto lo llevaría a la superficie: hoy el bitcoin es un medio de pago aceptado por varias empresas que ofrecen ya sea servicios virtuales o productos “reales”.

Mt. Gox (léase Mount Gox, “Monte Gox”) es en realidad la punta del iceberg de una serie de inquietudes que la comunidad digital venía planteándole al universo bitcoin. La ausencia de respaldo hizo del “sueño” criptoanarquista de Nakamoto una moneda inflamable: de valer dos dólares en sus inicios, pasó a superar los 1.000 a fines del año pasado (justamente en las pizarras de Mt. Gox), antes de bajar a 200 tras la caída de la firma de Karpeles. Hoy ronda los 500. Aunque la descentralización es el corazón del proyecto, muchos empezaron a modular la palabra “regulación”: el colapso de Mt. Gox vació las billeteras virtuales de cientos de clientes que, pese a las protestas, es poco probable que recuperen su dinero. No hay entidad que regule; no hay nadie que nos evite asesinar al Tamagotchi.

Seis operadores –que al igual que Mt. Gox permiten negociar bitcoins por dólares y otras monedas– salieron a proteger a la criptomoneda. “Fue el resultado de las acciones de una compañía”, se despegaron en un comunicado conjunto. La respuesta es obvia y tal vez cierta, aunque la fragilidad no parece exclusiva de Mt. Gox: por estas horas, Flexcoin, un operador de Canadá, también cerró sus puertas tras el robo de unos 600.000 dólares en bitcoins.

Tanto Mt. Gox como Flexcoin tuvieron una única salida ante el hackeo: cerrar. Mt. Gox declaró ante la Justicia japonesa deudas por encima de los 60 millones de dólares, más del doble de lo que valen sus activos. Algo parecido sucede ahora con Flexcoin. Sus caídas marcan un punto de inflexión en el protocolo bitcoin, una pequeña moneda virtual que derivó en un gigantesco mercado financiero desregulado y una divisa tan volátil que hoy funciona menos como una reserva de valor que como una herramienta especulativa.

Ciertas voces rezuman un viejo precepto liberal: no teman, Mt. Gox es sólo una falla en el sistema, el mercado aprenderá a limpiar esa clase de hierba mala. Otras insisten con pensar marcos regulatorios, aunque eso signifique la muerte y transfiguración del bitcoin en otra cosa. Alguien tuiteó el otro día: “Bitcoin es al futuro de las ciberdivisas lo que la etiqueta <BLINK> y el GIF invisible fueron a los comienzos de la Web”. Traducido: bitcoin es un desarrollo incipiente, tal vez un primer ensayo –y error– del que seguirán surgiendo novedades.

DEJÁ TU COMENTARIO

Violaron y golpearon salvajemente a una joven en...

La víctima tiene entre 20 y 23 años. La policía aún trata de identificarla y cree que fueron al menos dos personas sus atacantes.

Se calienta el debate por la política minera

El rechazo al proyecto de exploración de Hierro Indio en Malargüe encendió otra vez el debate en torno a esa actividad. A favor y en contra, en Séptimo Día representantes de distintos...

Mauricio Rodríguez se hizo fuerte en el Valle de Uco

El ciclista sanrafaelino ganó la 4° fecha de la temporada de ruta en Tupungato. Primero ganó la crono y luego triunfó en el tramo de pelotón.

Florencio Randazzo: "la Justicia es funcional a la...

Así lo afirmó el funcionario al opinar sobre los allanamientos ordenados por el juez Claudio Bonadío a la empresa Hotesur S.A., que administra el hotel Alto Calafate de la presidenta...

El papa Francisco dará un discurso sobre el...

El papa Francisco pronunciará su primer discurso trascendente en Europa, donde se concentrará en cuestiones continentales como el desempleo y la inmigración.

diariouno.com.ar