Acción Productiva Acción Productiva
sábado 09 de abril de 2016

"Se han dejado de arreglar grandes choques"

Carlos Sette, uno de los socios del taller de chapería y pintura Mariotti, describe que la actualidad del rubro ha cambiado.

Pese a las campañas de concientización y rigidez en los controles, sigue siendo alarmante la cantidad de accidentes de tránsito que se registran por día en el país. Lo más grave son las consecuencias que acarrea. Según estadísticas de la organización "Luchemos por la vida", en Argentina han muerto 182.522 personas en el período 1992-2015. Para traer números más cercanos, el año pasado se registró un promedio diario de 21 decesos.

Esta realidad se puede ver reflejada a la hora de arrimarse a un taller de chapería y pintura. Los autos hacen fila, cual cola de Anses, a la espera de ser "atendidos".

En el taller Mariotti constatan todas las semanas que las maniobras de los conductores son cada vez más arriesgadas a la hora de pisar la calle. Los arreglos frecuentes que llegan son de trompa o de cola, con las excepciones de algún distraído que pasó por alto la regla de prioridad de paso y se ganó un abollón lateral.

"Hoy prácticamente todos los vehículos salen a la calle con un buen seguro, por lo que de alguna manera, a través de la buena relación y el buen trato con las compañías, nos permite tener este cúmulo de trabajo. Lo que sí, no se están haciendo trabajos de grandes choques porque con los costos de reparación, tanto en mano de obra como en repuestos, las compañías están dando destrucción total. En otra época se recibían vuelcos impresionantes pero eso hoy ya no existe. Las aseguradoras directamente terminan absorbiendo la reposición del vehículo", manifestó Carlos Sette, socio adherido a este emprendimiento familiar que tiene más de 40 años de trayectoria.

"Con la obligatoriedad del seguro, ha cambiado mucho el mercado. Antes por ahí lo afrontaba más el particular que tenía una póliza contra terceros, hoy se paga un poco más todos los meses para estar protegidos y resguardados de una erogación importante", agregó.

Carlos cuenta que "es una pelea diaria" el tema de costos, donde "cada cual defiende lo suyo". Si bien gran parte del trabajo que se concentra en el taller es por medio de compañías de seguro, lo que hace el particular es aprovechar que el auto estará parado por un tiempo para arreglar aquellos detalles pequeños que fueron postergados: "El particular no viene más por su cuenta a reparar alguna pequeñez. Le genera un problema frenar su medio de movilidad".

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas