Acción Productiva Acción Productiva
martes 21 de junio de 2016

"La infraestructura es el símbolo de la esperanza que debe tener un país"

El consultor estadounidense y CEO de CG/LA Infrastructure busca persuadir a los países sobre la importancia de pensar a largo plazo los planes de inversión. Dice que los estados deben ser más transparentes

Norman Anderson promueve la necesidad de crear una industria de la infraestructura que esté por encima de los gobiernos, que los trasciende en el tiempo. Piensa que "la infraestructura simboliza la esperanza de un país Al cabo, considera necesaria, una burocracia con capacidad institucional permanente e impermeable a los cambios políticos.

Contratado por decenas de funcionarios de Estado y CEOs de grandes empresas, el Banco Desarrollo de América Latina (antes CAF) lo tiene entre sus preferidos.

Anderson define su misión como la mezclar el mundo estatal y el privado con los grandes proyectos de inversión, a la vez que acercar a los organismos multilaterales de crédito para que efectivamente se lleven adelante. También recomienda que la Argentina invierta un 5% de su PBI en proyectos de Infraestructura.

–Las contrataciones de distintos gobiernos para desarrollar grandes obras de infraestructura estuvieron en muchos casos sospechadas de corrupción, ¿cómo evitarlo?

–Eso está cambiando, en especial por el involucramiento de la sociedad en esos procesos, en la decisión sobre qué proyecto llevar a cabo y con qué prioridad. Y luego con el control permanente de su ejecución. Los proyectos son propiedad de toda la sociedad, no sólo de los gobiernos. También hay que pensar que la tecnología empieza a dominar la infraestructura y que aumenta la transparencia todo el tiempo.

–¿Qué condiciones tiene hoy la Argentina para la infraestructura estratégica?

–Lo que está ocurriendo en la Argentina es muy interesante. En los últimos años se ha vuelto muy atractiva porque es rica en recursos humanos y naturales y podemos tener una ola de nuevas posibilidades e inversiones.

–¿Cómo es posible pensar a largo plazo cuando cambian los gobiernos, los paradigmas económicos, culturales y estratégicos?

–Los grandes proyectos de infraestructura deben estar desvinculados de la política. Las personas deben comprender que los proyectos están financiados por ellos mismos, los argentinos, y también de los otros países, muchos millones de personas. Tienen que tener confianza en los proyectos por períodos de 5, 10 ó 20 años. Tienen que pensar en ellos mismos. Las grandes obras de infraestructuras, cuando están disponibles para un mayor número de personas, generan una atmósfera positiva en los países. Es otro tipo de vida.

–¿Qué rol le asigna a los privados y al Estado en la realización de proyectos de infraestructura estratégica?

–Los Estados deben ser más y más fuertes, inteligentes, transparentes. También los privados que llevan adelante la ejecución.

–¿Qué rol le asigna a los privados y al Estado en la realización de proyectos de infraestructura estratégica?

–Los Estados deben ser más y más fuertes, inteligentes, transparentes. También los privados que llevan adelante la ejecución.




Fuente:

Más Leídas