A Fondo A Fondo
domingo 13 de marzo de 2016

YPF, Galuccio y después, ¿se viene el volantazo?

Es seguro que la petrolera estatal cambiará su modo de operar un negocio que sólo favorece a unos pocos empresarios y gobernadores

YPF es la empresa más importante de Mendoza -sin ella, por ejemplo, la Provincia sería inviable en términos de presupuesto- y de la Argentina. Y también la más maltratada. Repasemos. Fue privatizada y nunca controlada en la década de los '90. Después fue nacionalizada a los empujones y mal administrada hasta forzar el déficit energético en los años del kirchnerismo.

Ahora, Galuccio se va en medio de un acuerdo secreto con Chevrón, cuya confidencialidad se terminó pareciendo a falta de transparencia. La salida del "ex niño mimado" de Cristina Fernández de Kichner termina así entre intrigas, amenazas de renuncias y acusaciones en voz baja. No debió ser así.

Sobre el futuro inmediato de la compañía, son varios los expertos que afirman que la petrolera estatal ya no seguirá operando como lo venía haciendo con Galuccio y que difícilmente el Ejecutivo avale el sostenimiento de un negocio para unos pocos empresarios y gobernadores.

Se veía venir

En el equipo económico del Gobierno había descontento por la floja performance financiera de la compañía y por la apuesta a la exploración en un contexto de bajos precios en el mercado global.

Con Miguel Gutiérrez como nuevo presidente, se promoverá la importación y que la petrolera "entre en caja".

Junto con los directivos que ya han asumido y los que acaban de ser confirmados, el macrismo apunta a darle un verdadero "volantazo" a la política que ha venido llevando a cabo la petrolera nacional.

Desde su estatización, la deuda de YPF se elevó de U$S2.000 millones hasta los actuales U$S7.000 millones. Y, como agravante, debe enfrentar intereses por la friolera de U$S800 millones anuales. Esto, en un contexto en el que el barril de petróleo cotiza en mínimos históricos.

Semejante nivel de deuda podría estar justificado en la política de fomentar inversiones para incrementar la producción. Pero también puede ser visto como una consecuencia de la falta de crédito y de la escasez de divisas que sufriera el kirchnerismo.

Con los mercados financieros externos vedados, las salidas de YPF al mercado terminaron siendo la vía utilizada por el Gobierno K para capturar dólares que pudieran darle oxígeno a las exhaustas reservas del Banco Central.

No tiene mucho sentido profundizar la idea del autoabastecimiento siendo que el petróleo internacional cuesta casi la mitad de lo que se paga en la Argentina", expresó una alta fuente del sector al diario Infobae.

Y agregó: "Con este valor en el mercado, lo más lógico es que YPF también achique su operatoria en materia de cuencas nuevas a explotar. Todo pasará a revisión".

El experto consideró que "queda claro que la estrategia y el plan de acción ejecutado por Galuccio han sido desacertados y es por eso el cambio".

La fuente consultada por ese medio expresó que su salida de la empresa ya se venía barajando desde antes, pese a que ahora se esté hablando del tema.

"En el corto plazo, la idea es importar más petróleo dada la coyuntura internacional y reducir gastos vinculados con la exploración y extracción", completó.

¿Pasará lo mismo con Vaca Muerta? En principio, se han puesto en "pausa" algunas tareas realizadas en la "joya energética" argentina, que ahora quedó deslucida ante el cambio en el contexto global.

Por lo pronto, se han dejado operativos algunos de los equipos de exploración ya instalados, fruto del acuerdo con Chevron.

"Hasta tanto no se recupere el precio en el exterior, todo lo que se pueda hacer en Neuquén implica perder plata", dicen los especialistas.

Los mayores inconvenientes para el Gobierno del cambio de contexto se vinculan con las pérdidas de puestos de trabajo (en YPF se barajan cerca de 2.000 y esto traerá coletazos en Mendoza, donde la petrolera tiene una de sus principales refinerías y diez equipos trabajando que, por ahora, se mantienen) y en el impacto que produce en algunas provincias, cuyos presupuestos dependen de la extracción de crudo.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas