A Fondo A Fondo
domingo 18 de septiembre de 2016

Una promesa para 2017: "Vamos a crecer fuerte"

Optimismo. Lo expresa el ministro Kerchner, sobre la base de los números del Presupuesto. Vaquié festeja Portezuelo del Viento

Dios, que suele andar por todas partes, en estos días hizo nido en Buenos Aires. Donde confluyeron los embajadores del mundo.

También los representantes de las provincias argentinas, deseosos –y necesitados– de sumarse al mundo.

La economía fue el tema convocante de tamaña confluencia en el Foro de Inversión y Negocios (el llamado Mini Davos). Pero sobre el telón de fondo de la política, una materia siempre intrigante y sospechosa del devenir nacional.

La presentación del proyecto de Presupuesto 2017 que efectuó el ministro Alfonso Prat-Gay en Diputados y la audiencia pública por el precio del gas fueron los otros asuntos que concentraron el interés de nuestra provincia.

Los problemas son muchos, como corresponde a este durísimo año 2016 que ingresa en su tramo final.

La semana, no obstante, dejó un saldo favorable, una mirada positiva para el ejercicio venidero.

Tras llegar al piso, ahora se sube
"Vamos a crecer fuerte en 2017", es el diagnóstico que traza el hombre de los números provinciales, Martín Kerchner.

El ministro de Hacienda no quiere expresarlo con una cifra concreta, porque sabe que se convertirá en una espada de Damocles sobre su cabeza durante todo el año.

Sin embargo, en los distintos laboratorios locales (han sido varios) donde se han realizado simulaciones a futuro, se desprende un posible crecimiento local igual o por encima del crecimiento nacional.

Después de una caída del 1,5% en el Producto Bruto Interno (PBI) este año, ¿cuánto será el rebote en 2017?

Según Prat-Gay, habrá un aumento del 3,5%.

Mendoza podría superar ese guarismo, quizá en un punto.

¿Por qué?

Por características propias.

"La provincia está sometida a oscilaciones más fuertes que el país, por no tener una infraestructura consolidada. Así pues, en fases de descenso, caemos más que el promedio. Y en el ascenso, pasa lo mismo", explica el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Enrique Vaquié.

Kerchner coincide casi en los mismos términos: "Estamos muy expuestos a los vaivenes".

Motores del crecimiento
Bienvenido sea, pues, el vaivén hacia arriba. El rebote.

¿Cuáles serán los rubros locales que empujarán la recuperación?

Básicamente, el comercio (turismo incluido) y los servicios generales, unidos a la logística. Ahí se concentrará el motor principal.

La dinamización estará atada a un mayor flujo exportador/importador y a la recuperación de Brasil. Mendoza es una puerta clave del comercio del Mercosur.

Mini Davos, ventana al mundo
El Foro de Inversión fue una de las grandes apuestas de Macri para terminar de darle impulso a su gobierno.

Pero el impacto no fue sólo para la Nación. Se ponderó también tierra adentro.

"Fue un acierto. Nunca se hizo algo así, de estas dimensiones, en el país. E incorporando a las provincias", señaló, como un hito, el gobernador Alfredo Cornejo, que tuvo una activa participación en todo el encuentro.

Una de sus primeras espadas, Enrique Vaquié, destacó, como resumen, tres puntos favorables: "Nos fue bien con la fábrica de papas congeladas en San Carlos, con Portezuelo del Viento y con el emprendimiento de Vale en el Sur".

De todos ellos, el que hará historia será Portezuelo, un proyecto que acarrea más de 40 años de promesas vanas.

Ahora ya figura en el Presupuesto 2017 y el Gobierno mendocino apunta a firmar el convenio con la Nación entre fines de este mes y comienzos de octubre. Al cerrar su primer año de gestión, quiere que la licitación quede abierta y en marcha.

Todo un desafío. Y todo un símbolo.

En cuanto a Vale, lo mejor ha sido que los dueños del proyecto aceptaran su adecuación, achicándolo, para facilitar su venta en un lapso no mayor a seis meses.

Y una yapa: quedó abierta la chance para Los Blancos. "Dentro de lo que se pueda".

Deudas pendientes
Volviendo al Presupuesto, se coincide en alabar su realismo.

"Existe. Es osado, pero posible", señala Vaquié.

"No es un dibujo, como ocurría en años anteriores. Es ambicioso. Y presupone verdad. Lo que transmite algo fundamental para el país: previsibilidad", pondera Kerchner.

Una de las metas más difíciles de alcanzar, coinciden los expertos, será el 17% de inflación. Aunque no es un número descabellado.

En cuanto al déficit, estimado en 4,2%, si bien es considerado alto por los economistas ortodoxos, para Vaquié es "muy medido" y para Kerchner "es honesto y no achica el gasto social". El freno a la recomposición de las tarifas obliga a un mayor gradualismo.

¿Una objeción de fondo?
"No tenemos suficientes fondos en el área de Vialidad nacional", indica Vaquié, quien más lo sufre.
Mendoza paga el precio por no haber puesto en marcha licitaciones en años anteriores.

Nadie es perfecto.

Menos en un país donde –parafraseando a Pérez Reverte– "todo disparate tiene su asiento y cada tonto su momento".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas