A Fondo - Estados Unidos Estados Unidos
jueves 23 de junio de 2016

Sí se puede: se recibió a los 54 años de ingeniero y lo pagó limpiando las aulas

No hay límites. Ni excusas. Si se tiene un sueño, y se tiene voluntad de cumplirlo, nada puede pararnos. Y si no, que se lo digan a Michael Vaudreuil.

Este norteamericano de 54 años perdió su negocio en 2008 con la gran recesión de Estados Unidos. Era un ciudadano de clase media,propietario de una empresa que se dedicaba al embellecimiento de pinturas.


Se quedó totalmente sin ingresos, pero no se vino abajo. Se apuntó a la universidad para estudiar ni más ni menos que una ingeniería. Como no tenía dinero, para poder pagar la matrícula aceptó un trabajo de conserje en el mismo centro: limpiaba de noche las aulas que luego ocupaba por la mañana como alumno.

Este durísimo ritmo de trabajo+clases+estudio hizo que Vaudreuil tardara el doble que el resto de sus compañeros. Pero tras 8 años de esfuerzo, por fin tuvo su recompensa. LA semana pasada se graduó y no solo eso, también ha conseguido trabajo en la prestigiosa compañía Pratt & Whitney, especializada en motores de avión.

"El día de la graduación se hizo realidad el sueño con el que he estado fantaseando los últimos años a diario", explica el recién licenciado a NBC News. "La ceremonia fue muy buena y maravillosa, pero lo mejor ha sido conseguir un trabajo", asegura.

Michael Vaudreuil dice en el mismo medio que en ningún momento se le cayeron los anillos por limpiar aulas y vigilar que los demás alumnos no fumaran o no hicieran alguna trastada. El hombre tomó la decisión al saber que todos los empleados de la universidad tenían derecho a clases gratis.

Para cumplir su sueño, Vaudreuil ideó un ingenioso plan: se centró solo en una o dos asignaturas por semestre, para aprobarlas siempre a la primera y que no se le atragantara el temario.Su estrategia salió a la perfección, e incluso tuvo tiempo de apuntarse a algunas clases de psicología para completar su currículum.

Pero a pesar de que las cosas iban bien, no consiguió ninguna plaza de becario mientras estudiaba. En vez de hundirse pensando que le rechazaban por ser demasiado mayor, decidió perseverar y seguir mandando su currículum, hasta que al final pudo conseguir una entrevista en Pratt & Whitney.

Michael se incorporará a la empresa en julio, y por eso ha decidido seguir limpiando su ya antigua universidad hasta el día 30 de junio. quiere apurar para seguir teniendo una paga y poder costearse la mudanza que debe hacer para poder vivir cerca de su nuevo puesto de trabajo.

¿Y cómo ha podido aguantar tantos años con un ritmo tan duro de trabajo y estudio, sabiendo que a lo mejor no conseguiría un empleo digno? "Todos los días por la noche me decía "Lo has hecho, por la mañana parecía imposible, pero ahora estás en la cama y has cumplido". Ese era min mantra". Una buenísima lección.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas