A Fondo A Fondo
jueves 21 de abril de 2016

Sexo, identidad de género y moral: la historia desconocida de la ropa interior

Las maneras en las que han cambiado el ajuste, la tela y la tecnología ha sido un reflejo de la actitud de la sociedad con respecto a la identidad de género, la sexualidad y la moral.

¿Por qué usamos ropa interior? Ya sea por salud, higiene o por propósitos sensoriales o de moda, la evolución de nuestras prendas íntimas está directamente relacionada con los cambios en nuestra sociedad.

A pesar de esto raramente hablamos de nuestros sujetadores, calzones y boxers, prendas que todavía son consideradas como "innombrables". Tal vez, porque incluso la pieza más sencilla puede tener una carga erótica.

Una nueva exhibición en el Victoria and Albert Museum (V&A) de Londres muestra la historia desconocida de estas piezas.

Esta es la exposición más grande de su clase mostrando más de 200 piezas que datan del siglo 18 hasta la actualidad. Undressed: A Brief History of Underwear (Al desnudo: Una breve historia de la ropa interior) examina el vínculo entre la ropa interior y la industria de la moda.

Las maneras en las que han cambiado el ajuste, la tela y la tecnología ha sido un reflejo de la actitud de la sociedad con respecto a la identidad de género, la sexualidad y la moral.

La exhibición está presentada por temas, con secciones que se enfocan en, por ejemplo, ropa interior de rendimiento (como ropa interior de maternidad o ropa interior deportiva), lencería de lujo y ropa interior de moda. Hay de todo, desde polizones y corsets, hasta tangas y trajes de yoga.

Hay piezas usadas por Gwyneth Paltrow, Kate Moss, Dita Von Teese y hasta la mamá de la reina Victoria.

El vínculo con la moda es claro, también se exhiben piezas de diseñadores como Jean-Paul Gaultier, Vivienne Westwood, Stella McCartney y Paul Smith.

Marcas de lencería que desafían los límites

La marca de lencería británica Agent Provocateur es uno de los patrocinadores de la exhibición.

Fundada en 1994 por Joseph Corre y Serena Reese, la compañía ha sido, de muchas maneras, una fuerza revolucionaria en la industria de la ropa interior británica, al proveer a lo que fuese en ese entonces un mercado limitado, de piezas sensuales y de calidad.

Ahora, una marca global, la empresa colabora con Kylie Minogue, Penelope Cruz y Paloma Faith. Sus prendas son reconocidas porque son a la vez provocativas y también empoderan a las mujeres.

Su directora creativa, Sarah Shotton, explica que "la apertura de Agent Provocateur en 1994 fue un punto de inflexión para la [industria] de ropa interior, porque en ese momento en Gran Bretaña estaba Marks & Spencer o Ann Summers, no había nadie como Agent Provocateur. Hicieron [con sus prendas] lo correcto para que pudieses ir de fiesta con tu brasier".

Shotton explica el rol de la ropa interior, y en particular de la lencería, para la mujer hoy en día y cómo la exposición en el V&A es un indicativo de la apertura de mente de la sociedad.

"Hace 25 años no hablábamos de sexo, la gente era mojigata. Tener lencería era como un secreto. Creo que esa es la forma en la que hemos cambiado".

Fuente: CNN

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas