A Fondo A Fondo
domingo 11 de septiembre de 2016

¿Se tocó fondo y viene el rebote?

La necesidad de reactivar la economía ganó espacio en la preocupación oficial, y las cartas empiezan a darse vueltas

Algún funcionario del ministerio de Hacienda, se apuró el 2 de setiembre en difundir a los medios que por primera vez en el año en agosto habían crecido los despachos de cemento, un 6,7% interanual.

Ese día la Asociación de Concesionarios informó que también en agosto se frenó la caída de ventas de motos de los primeros siete meses de 2016, con una suba del 13,5%.

Tres días después los fabricantes locales de autos contaron que en agosto la exportación, que venía cayendo al 32% hasta julio, bajó 19,7% en agosto porque la crisis en Brasil estaría tocando fondo después de la polémica destitución de Rousseff de la presidencia de Brasil.

Hay señales claras de recuperación de la economía pero todavía no se sabe a qué ritmo se recuperará.
¿Habrá comenzado el segundo semestre prometido por el Gobierno de Mauricio Macri?

Son varios los economistas que creen que lo peor ya pasó.

Uno de ellos es Miguel Bein, quien afirma que la actividad "tocó piso en julio" y que "en agosto hubo un punto de inflexión y que el país comienza a recuperarse".

"Estamos en recesión, en un año de inflación muy alta y hubo que ajustar precios atrasados 12 años, como los de las tarifas, y eso cobra una factura a la población que disminuye su poder de compra, y hace que la actividad caiga", explicó.

Consideró que "la actividad tocó piso en julio y en agosto ya hay un punto de inflexión y comienza a recuperarse".

Detalló que en agosto con respecto a julio la producción de autos creció un 23%; la de cemento un 25%; la de motos 21% y las exportaciones de automotores, 23%.

"La economía tuvo un piso en julio y hay un pequeño rebote en agosto que era esperable y que es es sustentable por los meses por venir y diría para todo el año que viene, porque con estos signos sería muy difícil que la actividad no rebote", explicó Bein en un reportaje al portal del diario La Nación.

Sostuvo que también va a repuntar el consumo "porque más de una docena de gremios tienen ahora la segunda cuota de los aumentos del año de paritarias y el aumento que recibir n los jubilados que ayudar también a levantar el nivel de actividad".

Añadió que la construcción "en mayo empezó a reactivarse y se va a acelerar y ser el gran argumento del crecimiento económico del 2017".

En general, economistas coinciden en señalar que lo peor ya pasó y que el PBI repuntaría entre 3 y 4% el año próximo.

Hay tres factores que motorizarán esa suba: el blanqueo, la construcción y el campo. "En el corto plazo, tanto por el blanqueo como por la mejora de la obra pública y el agro, se impulsará la demanda", apunta Enrique Szewach, vice del Nación.

En cuanto a los precios, para el vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach, las expectativas inflacionarias se ubican en 19,8% para 2017.

Y hace referencia a las virtudes del régimen de metas de inflación con tipo de cambio flotante.

"Si todo el mundo supiera que la moneda se va a depreciar, se depreciaría inmediatamente y dejaría de pensarse que es obvio que se va a depreciar, porque la depreciación ya habría ocurrido. Algo análogo puede decirse de una apreciación", explica.

Por el lado del tipo de cambio, el promedio que surge de más de 50 economistas sondeados por el Central es el de:

- Un precio de $16 para diciembre
- Uno de $17,80 para agosto de 2017
- Uno de 18,50 para ese diciembre.

La necesidad de reactivar la economía ganó espacio en la preocupación oficial y las cartas se dan vuelta.
Francisco Cabrera, ministro de Producción, le dijo a Jorge Lanata que esa apuesta a la reactivación de fines de 2016 descansa en la idea de que la recesión estaría tocando piso y que apuestan a una mejora rápida.

En la visión oficial y de varios economistas, la salida de la recesión vendrá de la mano de la mejora de las jubilaciones, del cobro de la segunda ronda de aumentos de las paritarias que acordaron varios gremios y del efecto en los bolsillos que generaría la baja de la inflación.

Cabrera puso énfasis en que el aumento de la obra pública será la principal fuente de mejora del empleo y en que en Brasil la recesión habría tocado piso y la economía comenzaría a recuperarse.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas