A Fondo A Fondo
domingo 09 de octubre de 2016

¿Qué frutas y verduras prefieren los niños?

Solo el 38% y el 19% come fruta y verdura respectivamente varias veces al día.

Con el objetivo de concienciar a la población sobre los beneficios de una alimentación saludable, el I Estudio Lidl, conocido como «5 al día», revela que a pesar de que el 50% de los encuestados afirmó haber incrementado el consumo de fruta y verdura en los últimos cinco años, sólo el 11% toman las cinco raciones recomendadas por los expertos.

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es clara: una dieta baja en grasas saturadas, sodio y azúcares añadidos, y rica en frutas y hortalizas, cereales integrales (pan, pasta, arroz) y legumbres, así como un estilo de vida activo. De esta manera se pueden prevenir enfermedades crónicas muy comunes como la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares o cáncer. Pero, ¿cómo se alimentan los niños y adolescentes?
Los niños prefieren frutas antes que verduras

El 39% de los jóvenes consume fruta fresca una vez al día, mientras que el 38% lo hace varias veces al día. Suelen comerla para merendar (63%) o bien durante la comida (57%), siendo sus preferidas el plátano (69%), la manzana (48%), las fresas (43%) y las naranjas (37%). Mientras que las que menos les apetecen son las ciruelas (6%), el aguacate (6%) y el limón (4%). En un 3% de los casos los padres afirman que sus hijos no comen fruta nunca o casi nunca.

El estudio también pone de manifiesto que el 59% de los padres considera que los más pequeños comen suficiente fruta, frente a un 41% que opina lo contario y reconoce que para potenciar su consumo deberían dar ejemplo, comiéndolas ellos y teniéndola siempre en casa.

En lo que se refiere a las verduras, un 31% de los niños las consumen una vez al día, mientras que un 19% lo hace varias veces al día. La hora de comer (94%) o la cena (58%) son los momentos preferidos para comer estos alimentos. Los más pequeños de la casa prefieren las patatas (71%), las zanahorias (48%), los tomates (45%) y las judías verdes (32%). Por el contrario, las que menos les gustan son las berenjenas (10%), el ajo (8%) y las alcachofas (6%).

Los padres reconocen que sus hijos no comen suficientes verduras y hortalizas en un 36% de los casos y que deberían poner los medios para influir en que sus hijos lleven a cabo una vida sana, explicando por qué son buenas para la salud y buscando alternativas para aumentar su consumo.
Fuente: abc.es

Más Leídas