A Fondo A Fondo
lunes 14 de marzo de 2016

¿Qué es el sexting y cuáles sus peligros?

Una tendencia que pega tanto entre los adolescentes y jóvenes como los adultos.

Sacarse fotos o grabar videos desnudos para mandarlos por celular o internet se denomina sexting, y esta conducta no está exenta de peligros. Tecnologías como el Whatsapp hicieron que esta práctica sea más frecuente. Sólo basta ver las noticias de las celebridades que deben sortear malos momentos luego de que se "filtraran" imágenes o grabaciones "hot".

Diversos estudios indican que los adolescentes pueden ser más vulnerables al sexting y que incluso este intercambio de imágenes provocativas puede ser una una extensión de sus comportamientos sexuales. Así lo indica un estudio de la Universidad de Texas, en EEUU, y publicado en la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine. Un trabajo más reciente de una organización de derechos humanos australiana llamada Plan International reveló que una mayoría de chicas de entre 15 y 19 años se sintieron presionadas por sus novios para enviar fotos o videos de ellas desnudas por celular.

Pero la práctica no se limita a los más jóvenes: de acuerdo con un trabajo del Laboratorio de Psicología de la Salud de la Mujer de la Universidad de Drexel, 8 de cada 10 estadounidenses practican sexting con sus parejas y ese 'aumento' se asoció con una mayor satisfacción sexual.

Más allá de los beneficios que pueden traer a las parejas estables, existen muchos peligros para los que toman esta práctica a la ligera, quienes suelen ser también las personas más jóvenes. Para no lamentar que las imágenes caigan en manos equivocadas, expertos sugieren tres reglas básicas:

•No producir imágenes ni videos hot: Cuando una persona se saca una fotografía erótica y la manda por celular o internet, pierde de inmediato el control sobre dónde podrá terminar algún día. Y si se saca una instantánea a otra persona, hay que asegurarse de tener su permiso y de las consecuencias que podría tener el robo del teléfono. Si bien una persona puede brindar el consentimiento para sacarse una foto desnuda, eso no significa que también de permiso para difundirla.

No reenviar imágenes: Si llega una foto o vídeo de algún conocido por internet al celular, se recomienda no colaborar en su expansión ya que puede tener consecuencias graves para el retratado como para quien la manda.

•No provocar el sexting: No solicitar a nadie ese tipo de fotografías, porque aunque no se tengan malas intenciones, alguna tercera persona podría hacerse de las imágenes y generar daño.


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas