A Fondo - moda moda
viernes 05 de agosto de 2016

Nunca pasan de moda: larga vida a las rayas

Las hay sobrias, mínimas, exageradas, bicolor, en varios tonos, y más. Cada temporada se reinterpretan, se renuevan y se presentan en diferentes claves y estilos.

Hay tendencias que no pierden glamour. Eso sucede con las rayas que, lejos de verse como un clásico pasado de moda, se convirtieron en el estampado protagonista de este año, cuyos inicios se remontan al estilo marinero, inmortalizado por Chanel. Sin embargo, la típica raya horizontal marinera evolucionó, dejando paso a otras en todas direcciones y colores, y en cualquier prenda.

"Rayas horizontales, ensanchan". ¿Quién no ha escuchado esta máxima alguna vez? Y, si bien es cierto, también lo es que no vale para todos los casos. Hay maneras de utilizar esta estampa horizontal a tu favor. ¿Cómo? ¡Sencillo! Apelando a la ley de la compensación. Aprovecha la ilusión óptica que ofrecen las líneas gruesas a lo ancho para agrandar visualmente aquella zona que precise un poco más de volumen. Por ejemplo, si tienes caderas muy anchas, pero espalda pequeña, puedes optar por un suéter para que tu silueta no quede desproporcionada y llevar más atención a la parte superior de tu cuerpo.


Desde que el vestir dejó de ser una mera necesidad y pasó a convertirse en objeto de placer y satisfacción personal, muchos diseñadores buscaron la manera de realzar nuestras cualidades a través del atuendo. ¿Con qué combinar una prenda de rayas? ¿Qué efectos producen sobre nuestro cuerpo? Toma nota:

  • Si eres delgada, puedes optar por rayas horizontales, gruesas y separadas; llevarlas en prendas de abajo o arriba, según el interés que tengas en darle protagonismo y volumen a esa parte del cuerpo. Se trata de lograr armonía.
  • Si eres más rellenita y no quieres sumarte más volumen, es mejor optar por rayas muy finas y con poca separación entre ellas.
  • Para las bajitas, la mejor opción son las rayas finas verticales, que otorgan un efecto alargador.

Ahora bien, si lo que quieres es combinar tus rayas con otra estampa, debes saber que no es una tarea sencilla. Sin embargo, hoy en día la tendencia es animarse a combinar o mezclar estilos y colores diferentes para poder crear looks únicos. Por lo tanto, anímate a las rayas gruesas, finas, horizontales o verticales con otra prenda a lunares o floreada. El tamaño y color del estampado ideal dependen de la ocasión y el momento del día. Sin embargo, un buen truco para evitar caer en excesos es hacer empatar los tonos elegidos en ambos patterns así como la proporción de los dibujos.

Para el día, la manera más chic de esta temporada es combinar una camiseta de rayas anchas, con unos boyfriend jeans arremangados y desgastados, zapatos de punta con tacón y un gran collar. Es que es una tendencia fácil de llevar por su simplicidad y todas sus combinaciones posibles. Para la noche, las telas sedosas y con brillo aportan su toque distintivo; también se puede optar por una falda en corte A a rayas black and white, con una blusa de satén y tacones

Y recuerda, si tienes dudas, deja que tu prenda rayada sea la protagonista y combínala simplemente con alguna pieza en tonos neutros.


Fuente: Sebastian Reuter - GettyImages- Maison Common




Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas