A Fondo A Fondo
domingo 28 de febrero de 2016

Nunca dejes de soñar

En el mundo hay dos tipos de personas: los que sueñan y los que miran a aquellos que sueñan. ¿De qué lado estás?

Bernardo Stamateas

bernardoresponde@gmail.com

En el mundo hay dos tipos de personas: los que sueñan y los que miran a aquellos que sueñan. ¿De qué lado estás?

Al ver el panorama mundial de problemas políticos y sociales, muchos buscan una respuesta a lo que sucede. Tal vez te hayas preguntado por qué hoy hay tanta injusticia, maldad y muerte a nuestro alrededor. Tal vez comenzaste el año arrastrando ciertos temas que no has podido resolver. Aunque cambie el año, los problemas continúan estando.

A veces esos cuestionamientos que todos tenemos son nudos mentales: ideas que nos persiguen y no logramos desanudar. ¿Por qué tengo ansiedad?, ¿por qué me llevo mal con mi pareja?, ¿por qué no me puedo llevar bien con mis hijos?; ¿por qué no logro prosperar?

Cuando yo tenía nueve años, mi papá me compró un clarinete y me anunció: "Tomá hijo, para que estudies música". Yo no elegí el instrumento. Por eso, durante muchos años fui a estudiar clarinete porque me lo habían regalado. Estudiaba pero me enojaba tener que ir a las clases.

Pasó el tiempo y un día mi profesor, uno de esos genios de la música, me pidió: "¡Toque con pasión!". Yo tocaba muy bien pero él me repetía que pusiera pasión. En otra ocasión me dijo: "Su padre lo pudo haber presionado una, dos, tres veces para que aprendiera; pero si usted soportó tantos años, ¡algo le debe gustar!". A partir de ese instante, empecé a tocar con pasión, ¡me desbloqueé!

Tal vez empezaste este 2016 con problemas que no lográs resolver, pero tené la seguridad de que todo nudo de preocupación, de problemas, de luchas, de incertidumbre, de temor, en tu mente será liberado.

Podemos hallarnos en tres estados:

Primero, uno puede estar relajado, cuando estás distraído, sin pensar en nada. A veces observamos a alguien hablar pero nuestra cabeza no está allí. ¡Los hombres somos muy buenos en eso! En cambio, las mujeres piensan y piensan y nos admiran porque nosotros podemos no pensar en nada.

Segundo, uno puede estar en una distracción creativa, cuando no estás mirando nada pero estás pensando. Ese tipo de distracción da lugar a la creatividad porque uno en realidad no está pensando como lo hace habitualmente, sino que está planificando. A veces necesitamos estar atentos. La gente que se enfoca y presta atención es la que logra el éxito.

Y tercero, uno puede ser un soñador. Quizás no veamos resueltos todos los problemas sociales. Quizás el afuera no cambie. Pero siempre tenemos la oportunidad de cambiar nosotros. ¿Cómo? Convirtiéndonos en soñadores.

La única manera de levantarte de todas las crisis es recuperando en tu corazón la capacidad de soñar.

Cuando un soñador se levanta en medio de momentos difíciles, puede transformarse en un lápiz que reescriba la historia.

Llenate de sueños nuevos y escribilos, dibujalos, velos en tu imaginación.

Ser un soñador es una manera de pensar y de vivir. Soñá en grande y específicamente. ¿Qué cosas soñás alcanzar este año? ¿Y en cinco años? Que tus sueños sean más grandes que tus preguntas y las circunstancias difíciles que hoy enfrentás.

¿Por qué la gente paga y hace cola durante días para ver a un cantante o a un futbolista? Porque son personas que alcanzaron sus sueños y alcanzar un sueño te hace atractivo. ¡Nunca dejes de soñar!

Fuente:

Más Leídas