A Fondo A Fondo
viernes 14 de octubre de 2016

Neuquén: encontró una víbora de cascabel mientras cortaba el césped

Los especialistas creen que el animal llegó en algún camión proveniente del norte del país ya que Neuquén no tiene serpientes tan venenosas dentro de su fauna.

Una mujer encontró una víbora de cascabel cuando cortaba el pasto mientras sus hijos jugaban en el jardín de su casa de la zona rural de Centenario, en la provincia de Neuquén.

Los especialistas creen que el animal llegó en algún camión proveniente del norte del país ya que Neuquén no tiene serpientes tan venenosas dentro de su fauna.

El inusual encuentro estuvo a cargo de María Laura Lalli, una mujer que cortaba el césped aprovechando el feriado del lunes, mientras sus hijos de dos años y medio y ocho jugaban en otro sector del jardín.

Al levantar una bolsa de nylon la serpiente se movió rápidamente hacia unos arbustos. Asustada por la extraña aparición, María Laura llamó a su marido, quien llegó con un palo y con tres certeros golpes terminó con la amenaza.

Cuando observaron al reptil de cerca, notaron que en la terminal de la cola estaba el sonajero formado por anillos secos que genera ese ruido tan particular cuando el animal se ve amenazado.

Pero como les parecía increíble que una serpiente de cascabel apareciera en Centenario, decidieron llevarla para que la examinaran, publica LM Neuquén.

La veterinaria Miriam Berensztein, especialista en reptiles venenosos, les confirmó la presunción. El animal tenía una longitud de 70 centímetros y entre 3 y 4 centímetros de ancho, un tamaño relativamente pequeño para esta especie de crótalos.

Berensztein realizó una especialización en herpetología en el Zoológico de Buenos Aires y trabajó durante un año en el Instituto Malbrán de Buenos Aires, en donde elaboró sueros antiofídicos de serpientes venenosas de distintos puntos del país.

"Esta víbora de cascabel seguramente viajó a través de un medio de transporte, probablemente un camión, desde el Litoral o desde Córdoba, que son sus hábitats naturales", explicó Berensztein.

"Buscan el calor del motor porque son animales de sangre fría y después terminan en lugares remotos como en la Patagonia, adentro de embalajes o en cajas de frutas", agregó.

La particularidad de las víboras de cascabel es que no necesitan de un macho para procrear porque cuentan con una "espermoteca" que les permite tener crías cuando las condiciones del tiempo seas las óptimas.

"Reciben un servicio del macho que les puede durar varios años. Crían los huevos en su interior y después directamente deciden hacer eclosionar esos huevos y tienen a sus crías en un acto que parece ser un parto, pero no lo es", explicó la especialista.

Consideró además que es improbable que el animal haya tenido crías por las condiciones climáticas de la región.

"No tenemos suficiente calor para el nacimiento de este tipo de reptiles", explicó. A raíz de esta inesperada aparición la vecina pidió que se haga una limpieza de esa zona ubicada entre el ex peaje entre Neuquén y Centenario.

"Nosotros vivimos en este loteo que todavía no está aprobado por el Municipio, entonces ellos no se ocupan de regularizarlo. El consorcio de riego no limpia el canal porque acá no hay zona en producción, así que lo que pedimos es que alguien se haga cargo", indicó.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas