A Fondo A Fondo
domingo 13 de marzo de 2016

Miedo al éxito

¿Por qué nos cuesta alcanzar nuestros sueños a veces? Estos son los dos principales motivos.

Bernardo Stamateas
bernardoresponde@gmail.com

¿Qué es el éxito? El éxito se define en términos individuales y consiste en alcanzar los propios sueños. Ahora, ¿por qué nos cuesta alcanzar nuestros sueños a veces? Estos son los dos principales motivos.

Porque "no me animo"
Cuando no nos animamos a hacer algo, se activa en nosotros la ansiedad, la cual no nos permite pensar con claridad. En realidad, no nos animamos por el gran miedo que tenemos a que nos vaya bien, lo cual nos hace sentir ansiosos.
Cuando uno baja la ansiedad, comienza a animarse a hacer cosas. Por lo general, no nos animamos a correr riesgos porque tememos el fracaso y el "qué dirán".
La mayoría de nosotros no alcanzamos el éxito porque no buscamos nuestro propio alimento, sino que pedimos un "delivery". Pero no hay premio, si no hay riesgo.
Vencé el miedo a arriesgarte. Si te va mal, te volverás a levantar otra vez y comenzarás de nuevo.

El conflicto y la recompensa
Para arriesgarnos, necesitamos tener en mente que en cada conflicto, hay una recompensa.
No entres en conflicto con miedo, sino con la certeza de que esa dificultad que hoy estás atravesando encierra algo bueno.
Somos hijos del conflicto y pareciera que nos agrada enviar correos electrónicos o subir mensajes o hacer llamadas para compartir algo negativo en el rol de víctimas.
Sin embargo, tenemos que arriesgarnos a fracasar porque en todo fracaso hay un aprendizaje.

Quiénes son los que nos rodean
Hay gente de la que debemos alejarnos.
A ciertas personas tenemos que mantenerlas lejos de nuestra vida para siempre, sin ningún tipo de contacto. Son aquellos que lastiman porque les gusta hacer daño a los demás y jamás reconocerán lo que hicieron ni se disculparán por ello. Esas personas no tienen que ocupar ni un minuto de tu tiempo.
Hay gente con la que nos conviene estar.
Buscá pasar tiempo con aquellos que te hacen pensar y crecer. Un método pedagógico utilizado por los más grandes maestros para transformar las vidas de sus discípulos son las preguntas. Pero no cualquier clase de preguntas. Juntate con gente que formule preguntas que te ayuden a expandir tu mente y a avanzar.

Porque "no me lo merezco"
El segundo motivo por el que nos cuesta alcanzar los sueños es porque no nos creemos merecedores.
Los hijos preferidos son los que menos éxito tienen porque, cuando lo tienen, se boicotean.
¿Por qué? Porque piensan: "Mamá o papá me querían más a mí y menos a mi hermano o hermana. Yo tuve éxito porque el otro fue despojado".
Ese chip se instala en la cabeza de manera inconsciente y uno cree que si le va bien es porque a alguien le va mal, entonces no se lo merece.
No debe haber hijos preferidos en casa, sino hijos amados. Decir "no me lo merezco" se debe a que la persona no tiene una buena estima.

Contra el estigma
Lo cierto es que muchas veces no avanzamos en nuestro camino porque, en el fondo, sentimos que si nos va bien es porque hicimos algo malo.
En nuestra cultura latina es muy común encontrar gente que piensa: "Si es rico es porque le robó a alguien".
La raíz de estas actitudes es el miedo al éxito que necesitamos erradicar por completo.
Por el contrario, necesitamos alimentar la idea de que todos los seres humanos somos valiosos y dignos de disfrutar todo lo bueno que la vida tiene para ofrecernos.
¿Cómo te llevás con el éxito?
Fuente:

Más Leídas