A Fondo - tecnología tecnología
sábado 12 de marzo de 2016

Los nativos digitales prefieren el cara a cara

Los empleados que más usan tecnología prefieren el cara a cara con jefes y compañeros

La mayoría de los trabajadores argentinos, aún los que usan intensivamente las nuevas tecnologías, prefieren las reuniones en persona con sus jefes, compañeros de trabajo y clientes, según estableció un relevamiento privado.

El informe de la consultora Randstad, correspondiente al primer trimestre del año, arrojó que el 88% de los encuestados considera que el mejor modo de tener una reunión de trabajo es "en persona".

"Contrariamente a lo que podría inferirse de los jóvenes nativos digitales, diferentes investigaciones arrojan que las nuevas generaciones valoran particularmente el contacto cara a cara, aun cuando hacen un uso intensivo de los dispositivos tecnológicos", señaló la directora ejecutiva de la consultora, Andrea Ávila.

A su vez, un 46% asegura que, por impacto de la tecnología, tiene menos interacción personal con sus colegas de trabajo, y un 62% señaló que las relaciones cara a cara son menos frecuentes.

"El ritmo del avance de la tecnología es tan vertiginoso como disruptivo. Cambió la forma en la cual la gente se comunica, se relaciona y se entretiene. El mundo del trabajo no ha sido la excepción. La forma en que trabajamos se está modificando de la mano de una cada vez mayor digitalización", agregó.

Para el 76% de los encuestados, el impacto de la tecnología en sus tareas laborales es una "oportunidad" y no un riesgo.

El 67% consideró también que necesita más capacitación para utilizar correctamente las nuevas herramientas.

En general, siempre según el mismo informe, en el primer trimestre del año la búsqueda activa de empleo aumentó dos puntos en relación al cuarto trimestre de 2015, alcanzando al 14% de los trabajadores.

Los trabajadores de 25 a 34 años fueron quienes más se movilizaron en busca de un nuevo empleo (34%), seguidos por los de 18 a 24 y los de 35 a 44 (ambos grupos con 33%).

La confianza de encontrar un nuevo empleo creció en relación al trimestre anterior llegando al 73% de los trabajadores, mientras que el miedo a perder el trabajo también aumentó llegando al 6%.

Entre los motivos para cambiar el trabajo, figura en primer lugar la búsqueda de mejores condiciones laborales con el 44% de respuestas positivas.

En segundo lugar se ubican los deseos personales de cambio (32%); le siguen las causas personales (23%); los motivos organizacionales (22%); las ambiciones vinculadas a la carrera profesional (17%); la insatisfacción con el empleador (15%); las ambiciones en el área del management (8%) y la insatisfacción del empleador con mi trabajo (6%).

Otro dato relevado tiene que ver con la expectativa por los viajes al exterior en el marco de las actividades laborales.

Si bien el 63% de los trabajadores argentinos sostiene que viajar por trabajo es una carga para su vida personal, un 84% ve a los viajes como un valor agregado de su trabajo.

Los viajes internacionales son anhelados por el 56% al que le gustaría que su empleo incluya experiencias en el exterior.

La realidad muestra que sólo para el 24% de los encuestados su trabajo actual incluye la realización de viajes al exterior. "Los viajes por trabajo en general y los internacionales en particular, generan en los colaboradores sensaciones contrapuestas", señaló Ávila en referencia la necesidad de equilibrar la vida personas y laboral, al tiempo de avanzar en la carrera profesional.

En ese sentido, Ávila aclaró que "en el relevamiento del primer trimestre de 2016 del Randstad Workmonitor el 80% de los encuestados afirmó que le gustaría trabajar con colegas de culturas diferentes".

Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas