A Fondo A Fondo
sábado 28 de mayo de 2016

Llegó el nuevo juego de mesa de "Vaca muerta"

La formación geológica Vaca Muerta, ubicada en la provincia de Neuquén, es uno de los reservorios de hidrocarburos no convencionales más grandes del mundo.

Rewe Juegos es el emprendimiento y sueño cumplido de Amelia Pereyra y Matías Esandi, quienes fabrican artesanalmente juegos de mesa que ya se comercializan en jugueterías y a través de una página web.

La formación geológica Vaca Muerta, ubicada en la provincia de Neuquén, es uno de los reservorios de hidrocarburos no convencionales más grandes del mundo, con la particularidad de que pronto contará con su propio juego de mesa, en el que los participantes deberán manejar trabajadores, recursos y contactos políticos, mientras que el más corrupto quedará descalificado.

Amelia Pereyra se formó en Artes Visuales en la Escuela Superior de Bellas Artes de Neuquén, y Matías Esandi, su compañero, se recibió de bioquímico en la UBA. Ambos tuvieron la necesidad de"hacer algo distinto juntos" y así nació Rewe Juegos en 2014.

En diálogo con Télam, la pareja comentó que tras plantearse probar con el diseño de juegos de mesa, comenzaron a cortar unas fichas y las pintaron, les pusieron números, y surgió un entretenimiento que se llamó originalmente "General Petróleo", una combinación de la generala y empresas petroleras.

"El juego empezó teniendo un perfil muy técnico, pero de pronto estaba la posibilidad de hacer un barrio privado, de tener un canal de televisión, y esa parte nos pareció mucho más divertida que la cuestión técnica", explicó Matías.

Amelia contó que luego surgieron otros temas, como el de la corrupción, y evaluaron la manera de incluirla en el juego, sin transmitir un mensaje negativo, sino con el propósito de que estén en el debate cuestiones como el trabajo en negro o la contaminación.

"Al final del juego, el que hace algo incorrecto o moralmente discutible, tiene consecuencias", subrayaron y destacaron que para poder ganar no solo se deben sumar puntos de victoria sino también no ser el más corrupto".

"Vaca Muerta", que se encuentra en la etapa final de creación, consiste en generar apuestas para la construcción de edificios o la explotación de petróleo, de manera de generar un puja de intereses.

Las tarjetas de corrupción y de integridad ocupan un lugar fundamental en "Vaca Muerta", ya que en distintas instancias el juego genera la necesidad de "limpiar la imagen" para compensar la corrupción.

"Se pone en el tablero, además de las fichas del juego, la cuestión de la moral y la ética, y surge la inquietud de hasta dónde puedo hacer yo cosas corruptas o cosas íntegras", sostuvo Amelia.

"¿Quién ganará el juego sin ser el más corrupto?", es la inquietante pregunta que invita desde la caja a los interesados en jugar a ser petroleros de Vaca Muerta.

A partir de los intentos de su hija Valentina de querer jugar, la pareja diseñó otros juegos, como "Caperucita Roja, que permite aprender a contar, reconocer colores, ubicar en el espacio y favorece el desarrollo de habilidades sociales".

"Los caminos de Alicia" y "Hexa Gol", entre otros, surgieron luego para comenzar a concretar el sueño del emprendimiento propio: Rewe, un taller instalado en una de las habitaciones de la casa, en la que vive la pareja con Valentina y el más pequeño, Santiago.

"Hacemos todo, desde el diseño de los dibujos, la impresión, pintar fichas, pegar, los reglamentos, abrochar, cortar", contó Matías, quien resaltó la importancia que tuvo la venta directa de los juegos pese a que algunos se comercializan en jugueterías, y tienen salida también a través de la página web www.rewejuegos.com, canal por el que les llegaron pedidos de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y Tierra del Fuego, entre otras provincias.

En la actualidad, los emprendedores están abocados a tener local propio en el centro de la ciudad de Neuquén, que funcionará como un "club de juegos".

La pareja participa del programa de financiación "Emprendedores 2016" de la Municipalidad de Neuquén, a través del que se capacitó y está a la espera de la calificación para un crédito de hasta 30 mil pesos para pequeños emprendimientos productivos.
Fuente: Télam

Más Leídas