A Fondo A Fondo
domingo 24 de abril de 2016

Llamas en el agua: los peligros del "fracking"

Un grupo de ecologistas observaron que, si acercaban un mechero a un río, el gas se prendía y se producía una severa explosión.

Que el «fracking» provoca una severa contaminación es una realidad consensuada. Sin embargo, exiten una serie de preguntas que todavía siguen despertando incógnitas entre los expertos: ¿Cuánto perdura en una región? ¿Hasta qué punto es sensible una zona afectada por esta forma de conseguir gas? Una curiosa prueba ha respondido a estas dos cuestiones de una forma sumamente sencilla: con el chispazo de un mechero.

El ensayo, concretamente, ha sido realizado en Chinchilla (al sur de Australia) por un grupo de ecologistas que quería denunciar lo peligrosa que es la contaminación por «fracking» (una técnica que -mediante la perforación horizontal y el uso de agua y tierra a presión- provoca que los hidrocarburos salgan a la superficie). Estos han grabado en video la prueba, que ha sido hecha en un río de la zona en el que se había practicado esta técnica.

La prueba ha consistido, simple y llanamente, en acercar un mechero al agua del río y encenderlo. En ese instante se puede ver como una terrible llamarada se alza sobre el líquido elemento y llega a mover la barcaza en la que iban los ecologistas. Una realidad viviente de la presencia de gas. En palabras de los protagonistas, las industrias de gas de esta región australiana han provocado esta peligrosa situación, con graves consecuencias para el medio ambiente.

El «fracking» es una técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas. Consiste en romper la roca perforando, en primer lugar, de forma vertical. A continuación, y cuando se llega a una determinada profundidad (unos 5.000 metros), se atraviesa la tierra horizontalmente de 2 a 5 metros. Entonces se inyecta agua con arena a gran presión. Aunque el proceso logra que los hidrocarburos suban a la superficie, genera una severa contaminación.

En Argentina, yacimientos gasíferos como los de Cerro Dragón, en Chubut, y Vaca Muerta, en Neuquén, son no convencionales por lo que la extracción del combustible debe hacerse bajo esta peligrosa práctica.

Fracking: Ecologistas prenden fuego las aguas de un río en Australia

Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas