A Fondo A Fondo
lunes 20 de junio de 2016

Las primeras órdenes del director Pueyrredón

Insiste en el castigo que será impuesto a quienes provoquen actos de insurrección y llama al fin de la revolución.

En el contexto de un grupo de provincias argentinas sin la cohesión suficiente para seguir las determinaciones que iba tomando el Congreso de Tucumán, hay que entender uno de los primeros decretos del director supremo Juan Martín de Pueyrredón, fechado el 25 de agosto de 1816, en el que insiste en el castigo que será impuesto a quienes provoquen actos de insurrección y llama al fin de la revolución.

Además, pide que los pobladores respeten el orden y la paz que va lográndose a medida que se pelea contra los realistas.

Esta orden llegaría a manos del gobernador intendente de Cuyo, José de San Martín, recién en octubre de 1816, cuando ya estaba en plena tarea de formación de sus soldados.

Asimismo, se empiezan a dar diversos pasos para consolidar la declaración de la independencia, como establecer la Bandera nacional para los ejércitos, mandar a pedir información a las provincias sobre el estado de las cuentas públicas para conocer con qué se contaba y qué hacía falta. En ese camino, San Martín fue nombrado general y puesto al mando del Ejército Libertador.

Todo estas señales eran necesarias puesto que no todos estaban de acuerdo con el ascenso de San Martín, ni mucho menos con desafiar a los realistas. Algunas de estas expresiones quedaron plasmadas en las actas del Cabildo cuyano.
Fuente:

Más Leídas