A Fondo A Fondo
lunes 27 de junio de 2016

La historia de la bodega de la familia Camileti en San Rafael

En 1910, desde Italia, llegaron tres hermanos que luego de trabajar varios años como jornaleros lograron adquirir una propiedad y levantar su propia bodega

María Elena Izuel
Especial para UNO SAN RAFAEL
marializuel@speedy.com.ar

En 1910 llegaron desde Italia los hermanos Camileti: Nazareno, José y Enrique, quienes deseosos de conseguir trabajo y mejorar su nivel de vida viajaron a la entonces próspera Argentina y se instalaron en San Rafael.

Como todos los inmigrantes arribados en ese período, trabajaron mucho como jornaleros y también ahorraron mucho, tal es así que en 1920 pudieron adquirir una propiedad de 10 hectáreas en la intersección de las actuales calles Jensen y Sarmiento, en el distrito Las Paredes.

Del total de las hectáreas, plantaron 8 con viñedos de uvas Malbec con el sistema de espaldera baja y las dos restantes las dejaron sin cultivar.

Pero cuando las viñas comenzaron a producir aprovecharon esas tierras para construir su bodega y elaboraron su propio vino. Esto recién ocurrió alrededor de 1930.

Características
La bodega era pequeña, poseía algunas piletas subterráneas, pero también aéreas e instalaron lo imprescindible para elaborar su producción.

Pasado un tiempo, decidieron vender la bodega. Era el año 1940 y los hermanos Camileti ofertaron la propiedad a los hermanos Panelli: Primo, Lino y Félix.

Estos últimos necesitaban tener una bodega y ampliaron la capacidad, tanto de vasija como de producción y comenzaron a fraccionar vinos con la marca "La Naturaleza".

Socios
En 1944 los hermanos Panelli se asociaron con su hermano Armando, que tenía ya la bodega "La Juanita" y producía los vinos "La Regalona", entonces vendieron esta bodega, la que fue adquirida por el señor Giambastiani, residente en General Alvear.

La trabajó un corto tiempo, pero por diversas razones debió venderla en 1951.
El establecimiento vitivinícola fue adquirido entonces por don Alfredo Juri, quien había conformado una Sociedad de Responsabilidad Limitada con su familia y se había instalado en San Rafael, donde comenzó a producir en su nueva bodega.

Canale, Traversaro y Bargna
La firma Canale, Traversaro y Bargna, fabricantes de los famosos Bizcochos Canale, poseía en la zona de El Escorial una finca con ese mismo nombre.

Estaba ubicada sobre la ruta, pasando el puente, casi frente al almacén de Nallín, que en esos momentos pertenecía a un hombre de apellido Casquero, abuelo de la señora Niní Turquí de Arráez, que fue quien me proporcionó los datos.

En la finca había una gran bodega. Cada vez que la señora de Canale visitaba la finca, Niní, que era una niña que pasaba sus vacaciones en la casa de su abuelo, don Casquero, al ver llegar a la señora le abría la tranquera, por lo que la mujer en agradecimiento les regalaba en cada ocasión una caja de Bizcochos Canale, que las jóvenes los consumían rápidamente, ya que, según recuerdan, eran muy tiernos y ricos.

Estas señoras conservan con mucho cariño los envases que les obsequiaron.
La bodega pasó a Juan L. Bargna e hijos y en estos momentos aún funciona la firma Canale en la zona, pero creo que la bodega ya no trabaja.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas