A Fondo - Facebook Facebook
martes 15 de marzo de 2016

La guerra contra el desnudo en Facebook continúa

La red social suspende las cuentas de usuarios que compartieron una imagen de dos mujeres indígenas con los trajes tradicionales

Suma y sigue la cruzada del puritanismo en redes sociales. Ahora, a costa de las tribus de indígenas. Facebook ha suspendido varios perfiles de usuarios que compartieron imágenes de dos mujeres aborigen vestidas con el traje tradicional de su tribu y que, según su cultura, tienen los senos al aire.

Según los términos de uso de esta red social, que alberga a más de 1.590 millones de usuarios en todo el mundo, está prohibido publicar imágenes con los pechos descubiertos y desnudos.

En esta ocasión, un artículo publicado en el medio especializado New Matilda por Celeste Liddle, autora considerada feminista, en el que se recogía su discurso con motivo del Día Internacional de la Mujer se ha convertido en una nueva defensa de la imagen femenina.

Curiosamente, el artículo recogía que anteriormente Facebook había suspendido su cuenta por compartir una imagen de mujeres indígenas, con pinturas corporales tradicionales, durante una ceremonia tribal en la que también mostraban los pechos desnudos.

Tras el incidente la historia se ha vuelto a repetir, bloqueando incluso el acceso a varios usuarios que compartieron la entrada en sus muros. "Se han suspendido por los desnudos, esa es la razón que han dado -en relación a la justificación de la multinacional americana-", asegura Liddle.

La escritora, sorprendida porque Facebook haya calificado esta imagen de "indecente", envió un pedido a la empresa en la que le insta a modificar las políticas de uso de la plataforma para incluir nuevas cláusulas acerca de la cultura de las distintas regiones.

El año pasado se introdujeron nuevos términos de uso en los que se detallaban los supuestos en donde los mensajes compartidos no se ajustaban a las políticas de uso.

Aquí se reconoció que la violencia explícita, las amenazas, conductas autodestructivas, acoso, lenguaje que incite al odio, contenido gráfico, desnudos, identidad y privacidad, propiedad intelectual, artículos regulados, "phishing" y "spam" y seguridad estaba prohibido.

Toda publicación relacionada con cualquiera de esos epígrafes corre el peligro de ser denunciado y que Facebook elimine el contenido.

No es la primera vez que un caso similar asombra a los usuarios. El fotógrafo ilicitano Benya Acame publicó en 2014 una imagen artística de una mujer a la que le habían realizado una mastectomía, lo que provocó que Facebook censuara la imagen.

En otra ocasión, el fotógrafo Olli Waldhauer vivió una situación similar cuando compartió otra imagen de una mujer con los pechos desnudos para denunciar la política contra los refugiados.

Ni hablar en nuestro país. En reiteradas protestas de desnudos en Capital Federal y en Rosario, diarios sufrieron la censura cuando ni siquiera mostraban de cerca los desnudos.

Fuente: abc.es

Más Leídas