A Fondo A Fondo
sábado 04 de junio de 2016

La crisis del 2001 en clave económica

El autor francés se mete de lleno en la génesis del 1 a 1 e incorpora al análisis económico todo lo que esta disciplina, por lo general, desestima, excluye y desecha.

Alexandre Roig analiza en estas páginas de manera brillante por qué era imposible salir de la convertibilidad en 2001. El autor francés se mete de lleno en la génesis del 1 a 1 e incorpora al análisis económico todo lo que esta disciplina, por lo general, desestima, excluye y desecha. Así, se remonta al origen del proyecto mismo de una moneda convertible en 1991 en un claro intento por entender el estallido de la crisis social de la Argentina de aquellos años en todas sus dimensiones.

Dos preguntas medulares que se hace Roig en La moneda imposible –siempre, o al menos la mayoría de las veces, las preguntas bien planteadas ayudan a entender mejor la realidad– es el inicio de todo el desarrollo de una obra esclarecedora: ¿cómo se puede captar la complejidad de un sistema monetario presentado como "la eternidad de la moneda" o en donde la mano invisible del mercado solucionaría mágicamente todos los males de un país? ¿Por qué era imposible salir de la convertibilidad?

El escritor explora los motivos que llevaron a la creación de una moneda eterna, sagrada por naturaleza, y revisa la historia que produjo esta creación desde principios del siglo XX hasta 1991. Seamos claros: la historia económica de la Argentina es sinónimo de procesos inflacionarios apenas interrumpidos por algunos pocos años de estabilidad.

Roig amplía el juego: "Se puede leer la convertibilidad como una curiosidad histórica (al menos para quienes no vivieron la crisis de 2001), pero también se la puede pensar como una forma de entender la vitalidad y la peligrosidad de las instituciones autorreguladas, una aspiración todavía actual entre quienes sueñan con remplazar la política por la ciencia y olvidan que gobernar no consiste en administrar reglas, sino de crear posibilidades entre los hombres".

La crisis argentina de 2001 es un fenómeno que todavía no ha podido ser explicado en toda su magnitud. Todavía hoy está el recuerdo no tan lejano de las cacerolas en las calles, los desempleados, el helicóptero de Fernando de la Rúa y las interminables filas de ahorristas tratando de sacar sus dólares (pesos) de los bancos.

Una reflexión final: en el país de aquellos años la sociedad argentina llegó a creer que un simple instrumento de estabilización –eso y no otra cosa era la convertibilidad– serviría hasta para curar el empacho. Si hasta el propio padre de la criatura, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, cuando se dio cuenta de que había que salir de la paridad tuvo que inventar el termino de "convertibilidad ampliada", de tan arraigada que estaba esa primera palabra en la sociedad.

Autor Alexandre Roig
Editorial Fondo de Cultura
Económica
Páginas 308
Precio $284
Género economía
Fuente:

Más Leídas