A Fondo A Fondo
lunes 27 de junio de 2016

La crisis en Brasil hace que la gente viaje menos en avión

Más de tres millones de personas dejaron de viajar en avión en Brasil entre enero y mayo de 2016, en medio de la fuerte crisis económica que golpea a este país de tamaño continental.

Más de tres millones de personas dejaron de viajar en avión en Brasil entre enero y mayo de 2016, en medio de la fuerte crisis económica que golpea a este país de tamaño continental.

La Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (ABEAR) informó que en los primeros cinco meses de año fueron transportados 36,4 millones de pasajeros.

Según cifras que maneja la entidad, el número representa una caída de 8,2%. En valores absolutos, es una pérdida de más de 3,2 millones de pasajeros que dejaron de viajar en relación al acumulado en el mismo período de 2015.

En mayo volaron 6,8 millones de personas, lo que representa una caída de 9,9% respecto al año anterior.
La ABEAR destacó que se trata del décimo resultado mensual negativo consecutivo y el peor resultado, en términos absolutos desde 2012.

Rutas en mal estado
Muchas de las rutas de Brasil están en mal estado y el país no cuenta con una infraestructura ferroviaria, por lo que el transporte aéreo muchas veces es la única opción para moverse dentro de su gigantesco territorio.

Entre 2005 y 2013, 7,1 millones de pasajeros dejaron el colectivo para viajar en avión en un excelente momento económico y de expansión del sector, según cifras publicadas por el diario Folha en abril 2014.
Pero en medio de una de las peores recesiones de Brasil, la demanda comenzó a caer y las empresas domésticas recortaron igualmente su oferta.

Mientras tanto, el presidente interino de Brasil, Michel Temer, continúa estando en el ojo del huracán, y mientras un cuarto ministro suyo enfrenta duras acusaciones de corrupción que lo podrían obligar a ser uno más en la lista de renuncias ministeriales, el mismo mandatario impuesto por lo que se denominó un golpe parlamentario, acaba de aceptar en un tuit suyo que hay una especie de golpe de estado en el vecino país.
Fuente:

Más Leídas