A Fondo A Fondo
domingo 29 de mayo de 2016

La contaminación provoca más muertes que las guerras

Alarma. 12,6 millones de personas en el mundo fallecen prematuramente a causa de la degradación del medio ambiente. La cifra supera 234 veces a las bajas en los conflictos bélicos

La contaminación y la degradación del medio ambiente causan la muerte prematura de 12,6 millones de personas al año. La cifra es 234 veces superior a la que provocan los conflictos armados.

Así lo revela un informe que se presentó en la inauguración de la segunda Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-2), que reunió en Nairobi a delegados de 173 países para establecer acuerdos que permitan un desarrollo sostenible.

La asamblea, la institución más importante a nivel mundial en materia medio ambiental, tuvo por objetivo introducir una nueva perspectiva en la defensa de la naturaleza: la protección de la salud humana.

"Nuestras economías matan a mucha gente en el nombre del desarrollo, una de cada cuatro o cinco muertes prematuras son causadas por nosotros mismos. Es lo que se llama matanza o asesinato", aseveró el director del Programa de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner.

Según el estudio, titulado Medio Ambiente saludable, gente saludable, más del 25% de las muertes de niños menores de cinco años y el 23% de las muertes que registran cada año se deben al deterioro del medio natural.

La mayor parte de estos fallecimientos se concentran en el Sudeste asiático y en el oeste del Pacífico, con el 28% y el 27% del total, respectivamente.

En África Subsahariana, se estima que el 23% de las muertes están relacionadas con la contaminación; el 22% en el este del Mediterráneo, el 15% en Europa y en torno al mismo porcentaje en el continente americano.

Vínculos estrechos
Una de las pruebas que demuestran el vínculo cada vez más estrecho que existe entre Medio Ambiente y salud es el aumento de las enfermedades no transmisibles o crónicas, que matan a 38 millones de personas cada año, el 75% de ellas en países de ingresos medios y también bajos.

Así, la contaminación ambiental, en el origen de muchas enfermedades respiratorias, mata a 7 millones de personas anualmente, 4,3 de ellas por las malas condiciones de vida en los ambientes domésticos de países en desarrollo.

El incremento de estas afecciones crónicas es una de las razones por las que la UNEA ha puesto el foco en la salud humana: "Tenemos que averiguar las causas de por qué el medio ambiente es un gran problema para la salud humana", subrayó la científica jefe del PNUMA, Jacqueline Mcglade.
Fuente:

Más Leídas