A Fondo - Stamateas Stamateas
domingo 18 de septiembre de 2016

Inteligencia emocional para las relaciones interpersonales

Te invito a contestar esta pregunta con total sinceridad: ¿solés tratar a los demás como querés que ellos te traten? Todo lo que sembramos en los otros tarde o temprano lo cosecharemos.

Bernardo Stamateas
bernardoresponde@gmail.com


Te invito a contestar esta pregunta con total sinceridad: ¿solés tratar a los demás como querés que ellos te traten? Todo lo que sembramos en los otros tarde o temprano lo cosecharemos.

Una buena forma de sembrar algo positivo en quienes nos rodean es a través del elogio honesto. Hacele notar a la persona que está a tu lado sus cualidades sobresalientes. Tal actitud nos ayuda a conectar correctamente con la gente, ya sea que se trate de conocidos o desconocidos. Aquel que es elogiado tenderá a confiar en nosotros y se sentirá validado.

Validar es hablar bien del otro y, sobre todo, respetarlo tal como es. También es tener en cuenta sus emociones y resaltar lo mejor que tiene.

¡Todos tenemos algo bueno! En algunas personas, habrá que buscarlo un poco más que en otras. Lo cierto es que no nos conocen por lo que somos, sino por lo que sienten cuando están con nosotros. Esta forma de relacionarnos nos brinda una apertura al diálogo, desde otro lugar, que nada tiene que ver con la crítica o el juicio. ¿A quién no le gusta que hable bien de él o de ella? Cuando hacemos sentir bien a alguien, alguien más nos devolverá lo mismo en algún momento.

Otra forma de sembrar algo positivo en los demás es por medio del interés sincero. Preguntale a las personas con quienes te encontrás a diario por sus temas personales, su trabajo, su familia, su salud, etc. Interesate por lo que les gusta y lo que les ocurre. Hoy más que nunca la gente necesita que le presten atención, que la escuchen y sentirse apreciada.

Daniel Goleman, que se ha dedicado a estudiar el tema de la inteligencia emocional, menciona el saber escuchar como una de las principales características de alguien que posee esta clase de inteligencia. Estos son algunas de sus recomendaciones a la hora de lograr una escucha efectiva:
*No distraerse, jugando con cualquier cosa que uno tenga en la mano.

*Preguntar, lo cual demuestra interés y promueve el diálogo.

*Llamar al otro por su nombre.

*Asentir con la cabeza a menudo.

Otra forma de sembrar algo positivo en la gente es con nuestro lenguaje no verbal, es decir, aquello que decimos con el cuerpo.

Los seres humanos escuchamos con nuestros oídos físicos, pero también percibimos la actitud del otro que puede hablar a gritos.
El lenguaje no verbal incluye además el contacto físico. Todos tenemos un espacio privado, al que solo entran nuestros seres queridos o amigos. Por eso, necesitamos ser cautos, dar la mano con firmeza y brevedad, para que la persona no se sienta invadida. El contacto visual es un plus en esta área de lo corporal.
En ocasiones, el cuerpo puede anular algo que la boca expresó. Seamos cuidadosos porque los mensajes incongruentes nos hacen perder credibilidad.
El asesor de comunicación del ex presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, le dio este consejo extraordinario: "Si querés triunfar, sé quien en realidad sos; nunca simules ser alguien más, porque tarde o temprano eso saldrá a la luz".
Ser uno mismo, una persona transparente, confiable, responsable e íntegra en todos los ámbitos, es hacer uso de la inteligencia emocional que puede llevar nuestras relaciones interpersonales a nuevos niveles de satisfacción. No imites a nadie, no copies las acciones ni la vida de nadie.
Sé vos mismo, pues ese es el mensaje más poderoso en la comunicación con los demás. Recordá que todo lo que siembres, sea positivo o negativo, en algún momento de tu vida lo vas a cosechar. Por eso, procurá siempre sembrar lo mejor.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas