A Fondo A Fondo
jueves 18 de mayo de 2017

Este hombre visitó un museo, pero los cuadros le parecieron muy serios y utilizó FaceApp para hacerles sonreír

A diferencia de un selfie, los retratos clásicos al óleo no eran tan comunes en otros tiempos, y a veces se tardaban meses o años en terminarlos. Así que la gente cuando se hacía un retrato, se lo tomaba seriamente, y esto queda patente en las galerías de arte clásico, donde te costará encontrar a nadie sonriendo en los cuadros. Pero gracias a la tecnología actual, este hombre fue capaz de hacer sonreír a los retratados.

El diseñador londinense Olly Gibbs se encontraba visitando el Rijksmuseum de Amsterdam, y se llevó consigo su smartphone con la aplicación FaceApp en ella. Si no la has probado, es una aplicación que puede poner una sonrisa en casi cualquier cara, y los retratos de los cuadros parecían necesitar exactamente eso. Ahora, aparte de ellos, todos nosotros estamos sonriendo gracias a estas divertidas imágenes que la aplicación sacó de estas obras de arte clásico.

Fuente: boredpanda.es
Fuente:

Más Leídas