A Fondo A Fondo
miércoles 27 de abril de 2016

"En esta historia, brutal y salvaje, pierden todos"

A Pedro Américo Fernández le llevó 25 años "entrar por una puerta y salir por la otra". Cumplió la pena que le aplicó la Justicia. De punta a punta. Si el gobernador Arturo Lafalla no hubiera firmado el decreto 822 el 21 de mayo de 1999, Fernández hubiera tenido que estar otros 10 años detenido, quizás. Pero aun con 35 años de prisión, al momento de su liberación sus vecinos hubieran tenido el mismo temor que ahora. Porque los vecinos no sólo desconfían de Fernández, también dudan de que el sistema punitivo haya servido para algo. Fernández fue castigado, pero la cárcel no sirve para remediar, ni mucho menos para reeducar, curar y reinsertar.

Los vecinos hoy no buscan castigo. Tienen miedo. Así de simple.

Del otro lado, más allá de su caso especial, hay un hombre de 65 años que debe reincorporarse a la sociedad sin ayuda alguna. Más aún: debe reinsertarse, luchando en contra de todos los prejuicios.
No hay justicia en esta historia. Para nadie. Esta historia tiene un pasado brutal y un presente salvaje. Todos pierden.
Fuente:

Más Leídas