A Fondo A Fondo
domingo 25 de septiembre de 2016

En espera del momento de los brotes verdes

La temperatura sube y distintos índices económicos comienzan a aflorar mostrando signos de recuperación. Los rubros beneficiados

Tras un primer semestre recesivo, un informe de Abeceb entiende que agosto fue un mes de inflexión en el nivel de actividad y espera para el último trimestre un repunte modesto del PBI, la inflación estabilizándose en el 1,5% y el nivel de inversión arrancando con un poco más de fuerza.

Entre los economistas hay dos coincidencias: esto no es aún ni una primavera y "los brotes verdes" se sentirán en la calle -por consumo y empleo- recién a fin de año.

La reactivación se confirmaría a medida que transcurran los meses. El nivel de actividad se recuperaría gracias a la reversión de los mismos factores que causaron la recesión. Por un lado, la desaceleración inflacionaria permitirá una parcial recuperación de los ingresos familiares.

De hecho, más allá del efecto tarifas, los datos de agosto fueron favorables en este aspecto y los de este mes no son muy diferentes (aunque sería esperable algún rebote), mientras que los últimos sondeos publicados por la Universidad Torcuato De Tella ubican las expectativas de inflación en el 20% anual, su nivel más bajo desde principios de 2010", destaca el informe de Management & Fit.
Al Gobierno le cuesta administrar la ansiedad de los agentes económicos, que a medida que la economía entra en un sendero de normalización, empiezan a reclamarle más objetivos a la gestión.
La opinión de los inversores y analistas no está aislada de la mirada que tiene la sociedad, a la que también le cuesta definir dónde debe pararse frente a la política económica: como bien define Enrique Szewach, vice del Banco Nación, el conjunto social "pide shock en los resultados pero gradualismo en los instrumentos".

Según Dante Sica, director de Abeceb, la economía repuntará 0,5% en el cuarto trimestre (tras caer 2,8% en el segundo y 1,8% en el tercero), debido a que el PBI brasileño dejó de caer, a mejoras en la actividad agropecuaria y en el consumo, asociado a una menor tasa de inflación y a que los salarios reales recortarán la pérdida del poder adquisitivo, por la activación de cláusulas gatillo, las negociaciones semestrales y la entrega de un bono a fin de año. Es clave que el fisco será más expansivo.

El acero suele marcar el ritmo de la economía porque todos los sectores lo compran. En estos días -según fuentes privadas- mejoraron 9% las proyecciones del despacho de laminados con relación a lo estimado 4 meses atrás. El pronóstico comercial es claro. Habrá más venta de acero en noviembre que en julio en sectores claves: construcción (12,2%), industria automotriz (21,7%), de envases (15,5%), línea blanca (8%), agro (5,2%) y energía (4,2%). En 2017, el alza estimada es del 7,5%.

Según números oficiales la economía sufre. El segundo trimestre del año, según dio a conocer el INDEC, reflejó un fuerte retroceso interanual de 3,4%. Sin embargo, muchos orejean un leve repunte de la actividad -o desaceleración de la caída- desde agosto, con una consolidación en setiembre, más clara al final del cuarto trimestre (que para todos será el mejor del año).

En Mendoza, según el presidente de la filial local de la Cámara de la Construcción, Jorge Sanchís, creció el empleo en ese rubro. Dijo que en el país se perdieron 60 mil puestos "pero en julio y agosto crecerá por la tracción de la obra pública que se está normalizando".

Los datos del mercado automotriz lucen más promisorios", agregaron desde la consultora. Según Acara, los patentamientos crecieron un 24% en agosto, confirmando un crecimiento anual de 8,7% . Las promos y facilidades de pago permitieron sostener cierto dinamismo. Por su parte, el segmento de vehículos usados sigue en baja pero la magnitud de la caída fue sustancialmente menor en agosto que en los meses anteriores (-8% frente al -24% de julio y -30% de junio).

Las estadísticas ligadas a la inversión están en la misma sintonía. Según la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, los despachos de cemento para consumo interno crecieron por primera vez en el año. Además, la reactivación de la obra pública y la inversión privada impacta directamente sobre la construcción y la economía en general. En rigor, el sector emplea un 7,5% de los trabajadores sólo considerando el sector privado registrado e impulsa la actividad sobre sectores conexos.

"La industria alimenticia también mostrará recuperación en los últimos 4 meses, sobre todo las empresas vinculadas a lo agropecuario. Hay que agregarle la evolución positiva que también se espera para la industria", agregó un economista.
Fuente:

Más Leídas