A Fondo A Fondo
lunes 20 de junio de 2016

El verdadero destino de la Bandera que usó Belgrano

El Congreso de Tucumán estableció la Enseña para el uso del Ejército patriota hasta tanto se organizara el gobierno. Pero el prócer había empezado a enarbolarla cuando emprendió los combates contra los realistas en 1812

Aunque hoy es celebrado en todo el país el Día de la Bandera Nacional en honor al fallecimiento de Manuel Belgrano, el derrotero para que la Enseña patria fuera la que hoy conocemos fue largo y lleno de marchas y contramarchas.

En febrero de 1812, Belgrano estaba al frente de las fuerza patriotas en Rosario y le pareció oportuno que sus soldados pudieran ser identificados con los colores blanco y azul celeste.

En principio, el gobierno de Buenos Aires permitió el uso de las escarapelas pero consideró que Belgrano desobedeció las órdenes expresas al enarbolar una bandera a orillas del río Paraná, imagen que es popularmente conocida como el momento de la creación de la Bandera.

Sin embargo, aquella censura nunca llegó a oídos del prócer, al estar en viaje hacia el Norte para contener el avance de los españoles desde el Alto Perú.

Estando en Jujuy, volvió a usar la Bandera, el 25 de mayo de ese mismo año, para celebrar los dos años de la Revolución de Mayo.

Según el Archivo General de la Nación, Belgrano diría ese día: "Soldados, hijos dignos de la patria, camaradas míos: dos años ha que por primera vez resonó en estas regiones el eco de la libertad y él continúa propagándose hasta por las cavernas más recónditas de los Andes; pues que no es obra de los hombres, sino del Dios omnipotente, que permitió a los americanos que se nos presentase la ocasión de entrar al goce de nuestros derechos; el 25 de mayo será para siempre memorable en los anales de nuestra historia, y vosotros tendréis un motivo más para recordarlo, cuando en él, por primera vez, veáis la Bandera nacional en mis manos, que ya os distingue de las demás naciones del globo".
Enterado de estos hechos, el gobierno central recriminó duramente la actitud de Belgrano y le prohibió su utilización. Fue así que Belgrano guardó la Enseña a los ojos de su ejército con la excusa de que sería izada otra vez cuando lograran una gran victoria.

Esa ocasión llegó el 20 de febrero de 1813, cuando tomó Salta y los realistas firmaron su rendición bajo esa Bandera blanca y azul celeste.

Y entonces comenzó a ser utilizada en las batallas y combates. Ya que la Bandera tal cual la conocemos hoy recién fue establecida en 1818.

El Congreso de Tucumán
Declarada la independencia el 9 de julio de 1816 por el congreso reunido en Tucumán, el mismo cuerpo publicó este decreto el 25 de julio: "Elevadas las Provincias Unidas en Sud América al rango de una Nación, después de la declaratoria solemne de su independencia, será su peculiar distintivo la Bandera celeste y blanca de que se ha usado hasta el presente, y se usará en lo sucesivo exclusivamente en los ejércitos, buques y fortalezas en clase de bandera menor, ínterin decretada al término de las presentes discusiones la forma de gobierno más conveniente al territorio, se fijen conforme a ella los jeroglíficos de la bandera nacional mayor. Comuníquese a quienes corresponda para su publicación. Francisco Narciso Laprida, presidente; Juan José Paso, diputado-secretario."

La Bandera quedó así legalmente consagrada para los ejércitos.

En el Archivo General de la Provincia está la comunicación que el Congreso envió a todas las provincias sobre esta decisión. En el caso de Cuyo, esta novedad llegó el 16 de agosto de 1816. El gobernador San Martín, a fines de ese año y casi sin quererlo, desafío a algunas damas mendocinas a hacer una bandera para su Ejército. Esta es la Enseña que hoy guarda el Memorial de la Bandera en el Centro Cívico.
Fuente:

Más Leídas