A Fondo A Fondo
domingo 18 de septiembre de 2016

El mundo produce más alimento del que se necesita

Una mala distribución. A pesar de ello, 800 millones de personas pasan ambre. Hay países que tiran el 40% de la comida envasada

La relación del ser humano con la naturaleza "está al borde del precipicio". Eso es lo que piensa (y dice) la presidenta internacional del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Yolanda Kakabadse.
La dirigente ecologista advierte que en algún momento el planeta va "a decir basta" porque estamos produciendo más alimento del que necesitamos con una pésima distribución".

"Mientras en el mundo hay 800 millones de personas que pasan hambre, en algunos países se tira hasta el 40 % de los alimentos envasados, por lo que a pesar de que habría recursos para todos, están mal distribuidos", recalcó.

La presidenta internacional de esta ONG ambiental, que fue ministra de Medio Ambiente en Ecuador (1998-2000), señaló además que las actuales prácticas de producción son "insostenibles e inmorales" puesto que desperdiciar alimentos cuando hay gente que tiene hambre.

"La fecha de caducidad de un alimento es lo más irracional del mundo. Nos hemos olvidado de tocar, de oler, de probar las cosas; vemos el letrero y a la basura si pasó la fecha, pero sólo debería aplicarse en carne, pescado o cosas tóxicas".

En su opinión, la sociedad aún no es consciente de que se trata de un conflicto global y "muchas veces vemos el problema en otra parte sin preocuparnos de buscar a nuestro alrededor", a pesar de que todos sufrimos las mismas deficiencias en los sistemas de producción.

"Todos somos igualmente responsables de buscar soluciones y esta división de buenos y malos nos ha traído muchos problemas, porque hay países que han decidido no hacer nada hasta que Estados Unidos o China -en referencia al cambio climático- lo hiciesen, y esa es una reacción de tan poca responsabilidad y solidaridad con el planeta que es inaceptable".

La ambientalista considera que la condición de ratificar el acuerdo del clima de París no es esencial para actuar, dado que hay varios sectores "que están haciendo un esfuerzo durísimo por cambiar las formas de producción" sin haber firmado todavía, aunque sí cree que la firma es un momento que le da visibilidad.

"Lo que sí vemos con preocupación es que el Acuerdo de París no es suficiente, tenemos que ser mucho más estrictos y ambiciosos en reducir emisiones y frenar el cambio climático para evitar grandes dramas y grandes crisis", DIJO.

Lo más lamentable, a su juicio, es que el ser humano reacciona cuando "ya sucedió algo que golpea a tu pueblo, a tu ciudad, a tu inversión".

Asegura que las consecuencias del cambio climático las van a sufrir los más vulnerables: las pequeñas islas, las personas más pobres, los que no tienen un techo firme, ni alimento, ni los bolsillos llenos.

Está absolutamente convencida de que se conseguirán los objetivos de París, pero cree que son insuficientes y por ello considera que la próxima cumbre del clima, que se celebrará en noviembre en Marruecos, servirá para "afirmar compromisos y concretar los cambios para crecer en ambición".
Reivindicó además el papel de los ciudadanos, "que pueden hacer muchísimas cosas para ayudar al planeta, desde reducir el número de unidades de transporte en la calle, hasta disminuir el consumo de agua."
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas