A Fondo A Fondo
viernes 03 de junio de 2016

"El mundo de los dinosaurios era más bello y colorido de lo que pensamos"

Es Xu Xing, el investigador que más especies descubrió en el mundo. Asegura que es posible pensar en un T-Rex con plumas y que Argentina tiene todo para ser líder en paleontología.

En los últimos veinte años, el mapa mundial de la paleontología cambió, y hoy China aparece como la gran meca de los restos fósiles de dinosaurios. De allí surgieron los últimos y más contundentes aportes que demuestran que hace 160 millones de años el mundo no estaba habitado por inmensas bestias verdes con escamas (como las de la película Jurassic Park) sino por animales cubiertos de plumas multicolores, que fueron los que abrieron el camino evolutivo –incluso siendo enormes– a las aves que vemos volar hoy.

El gran hacedor de este cambio de paradigma se llama Xu Xing, es investigador del Instituto de Paleontología de Pekín y gracias a las más de sesenta especies que ya descubrió se lo considera el paleontólogo vivo que más dinosaurios nombró.

Cuando al terminar la secundaria le dijeron que había sido aceptado en la facultad para estudiar paleontología, Xu Xing no sabía de qué le estaban hablando. Nunca había oído el término y no sentía, ni nunca había sentido, ningún interés por los dinosaurios.

Pero no tenía muchas chances de protestar, así que se embarcó rumbo a lo desconocido. Nadie podría sospechar que los primeros dos años de estudio los pasó mal al escucharlo contar con pasión el detrás de escena de algunos de sus hallazgos. Como cuando mientras hacía que excavaba para un documental sobre su trabajo, que preparaba la televisión japonesa, dio por casualidad con un hueso enorme.

Enseguida comprendió que se trataba de algo desconocido y suspendió la grabación. Al tiempo, determinó que se trataba de un ejemplar carnívoro al que bautizó Gigantoraptor.

El aporte más importante de Xu Xing tiene que ver con la evidencia de plumaje que halló en muchos de sus fósiles y su teoría sobre la importancia de las plumas en la evolución de los dinosaurios. Para él, no fueron solamente una herramienta que luego permitió el vuelo, sino que además tuvieron otros fines, seguramente relacionados con el apareamiento o la protección frente a condiciones climáticas desfavorables.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas