A Fondo A Fondo
martes 25 de octubre de 2016

El misterio de la azafata serbia que sobrevivió a una caída de 10.000 metros

Vesna Vulovic figura en «El libro Guinness de los récords» por ser la una única superviviente de un vuelo siniestrado en 1972. Sin embargo, hay teorías que la desmienten

El 25 de enero de 1972, un avión de la compañía JAT Airways se partió en dos cuando sobrevolaba Srbrská Kamenice, en la actual República Checa. A bordo del aparato, un bimotor DC-9, viajaban 28 personas: 20 yugoslavos, un sueco, un noruego y seis tripulantes. Fallecieron todos salvo Vesna Vulovic, una azafata que desde entonces figura en «El libro Guinness de los récords». La leyenda y el libro aseguran que sobrevivió a una caída de 10.000 metros.

La versión oficial dijo que el avión se partió en dos por una bomba estalló en su interior. Un grupo nacionalista croata reivindicó el ataque y esa fue la tesis principal. El parte de lesiones de la azafata superviviente incluía varias fracturas en las piernas, el cráneo y la columna. Como consecuencia del impacto no recordaba nada del accidente. Su último recuerdo, según recogieron algunos diarios, era de un viaje a Trípoli realizado semanas antes.

«Vesna Vulovic, la azafata del DC-9 yugoslavo que explotó en Checoslovaquia, se encuentra, al parecer, en el mejor camino para convertirse en la primera persona que ha sobrevivido a una caída de más de 10.000 metros con los restos de un avión», escribía la Agencia Efe cinco días después de la tragedia. «A pesar de sus lesiones en la cabeza, la columna vertebral, riñones, brazo y pierna, se recupera satisfactoriamente, y puede ya hasta hablar y leer».

«Vesna Vulovic no recuerda nada de la explosión –terminaba el texto–, ni siquiera el vuelo en que viajaba. Cree que volaba a Trípoli, aunque desde entonces ha realizado cinco vuelos más. Hasta ahora, el récord de salvamentos milagrosos lo tenía un piloto soviético que, saltó 6.700 metros desde su avión averiado sobre la nieve de un barranco».

Cambio de teoría
Sin embargo, a los pocos días la prensa se hacía eco de un cambio en la versión oficial. Al parecer, el avión recibió el impacto de un misil tierra-aire lanzado por error. Y además, el avión se habría estrellado cuando intentaba hacer un aterrizaje de emergencia, por lo que no habría récord ni caída de 10.000 metros ni nada que se le pareciera.

«Un diario danés comunica hoy que el accidente del avión de pasajeros yugoslavo, que ocurrió el pasado mes en Checoslovaquia, pudo haber sido causado por un cohete tierra-aire disparado por error», recogía este diario. «Vesna Vulovic, de veintitrés años, azafata, fue la única superviviente del accidente que costó la vida a 28 personas (....) "Berlingeke Tindende", diario de Copenhague, comunica hoy que los expertos internacionales han descartado la teoría de la bomba, ya que la superviviente difícilmente hubiera podido vivir tras una caída desde 10.000 metros de altura. Los diarios señalan que posiblemente el avión resultó dañado por un cohete tierra-aire disparado por error, y que el avión se estrelló cuando trataba de realizar un aterrizaje de emergencia».

Desmentido en 2009
Aunque todavía hoy sigue apareciendo en «El libro Guinness de los récords», el milagro de Vesna Vulovic se ha visto desmentido varias veces. En 2009, un reportaje en televisión se tomó la molestia de «desmontar» el suceso. «Lo que entonces fue celebrado en todo el mundo como un milagro no es más que un cuento de agentes secretos», aseguró el corresponsal de la radiotelevisión pública alemana, Peter Hornung-Andersen.

El reportaje aseguraba que el avión terminó de romperse a varios cientos de metros del suelo, nunca a 10 kilómetros de altura, como todavía hoy se defiende. «Lo más probable es que el avión fue derribado por la fuerza aérea checoslovaca debido a un error», dijo Hornung-Andersen. El periodista sostenía que, para disimular ese fallo, los servicios secretos checoslovacos «se inventaron la historia de la azafata» y su impresionante récord.
Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas