A Fondo - Stamateas Stamateas
domingo 07 de agosto de 2016

El miedo irracional

Bernardo Stamateas
bernardoresponde@gmail.com


Sentir miedo es perfectamente normal porque es una señal de protección ante una posible amenaza. Pero cuando esta emoción no tiene fundamento, se transforma en irracional y nos paraliza.
Comparto a continuación algunas estrategias sencillas para romper el círculo del miedo.

Reconocer que tengo miedo
Si tenés miedo, entonces estás avanzando, porque este acompaña a los conquistadores. El miedo es una señal de que estás saliendo de tu comodidad para correr riesgos y asumir desafíos.
Cada desafío te permitirá pisar aquellos lugares que nunca pisaste y hacer lo que nunca hiciste. Lo importantes es dirigirnos hacia lo nuevo, a pesar de los temores que podamos sentir.
Para vencer el miedo, el primer paso es reconocerlo, expresarlo y compartirlo con quienes no nos juzguen.

Mirar al miedo a los ojos
Podríamos comparar el miedo que nos inmoviliza con un animal de dos cabezas –como lo hacen en cierta tribu indígena– parado delante de nosotros. Y, cada vez que retrocedemos, el animal crece.
Pero si lo miramos a los ojos, sin apartar la mirada, comienza a empequeñecer. Tal imagen nos recuerda que, cuando nos atrevemos a enfrentar el miedo, este se achica hasta convertirse en un insecto que uno puede manejar.
Mirá tus miedos de frente, no los ocultes ni huyas de ellos. Al hacerlo, te darás cuenta de que no eran ni tan grandes ni tan poderosos como creías.

Remplazar el miedo tóxico por una emoción verdadera
Hay una ley que dice que "cuanto más pensamos en una cosa, más real será para nosotros" (ley de la concentración). Por ese motivo, no intentes dejar de pensar en una idea negativa, remplazala por un pensamiento positivo. Por ejemplo, en lugar de pensar que no vas a mantener tus miedos en secreto, podrías decidir expresarlos de manera correcta. Vos, y sólo vos tenés el control de tu mente.

Confiar en uno mismo
El psicólogo Albert Bandura creó el concepto de la autoeficacia que consiste en la evaluación de las propias capacidades y sus circunstancias. Si tenés en cuenta tus puntos fuertes y la situación en la que te encontrás, tu sentido de autoconfianza crecerá. Tal actitud tendrá un efecto proporcional sobre tu manera de conducirte y de enfrentar tus miedos.

Generar pensamientos de acción
Esto quiere decir que te enfoques en las posibles formas de reaccionar frente a una determinada situación.
Primero conviene elaborar una lista de los temores que surgen para después agregarle una posible acción. Por ejemplo, si realizo esta inversión, ¿qué sería lo peor que podría pasar? A continuación hay que registrar las respuestas. Así uno hace un "inventario" de todo lo negativo que podría llegar a pasar y, al mismo tiempo, genera ideas para enfrentar eso y salir indemne.
Antes de aceptar un nuevo desafío que produce temor, necesitás pensar cómo resolverías los posibles contratiempos. En esto consisten los pensamientos de acción, que nos ayudan a superar el miedo.

Compartir la vida con las demás
Ser egoísta solo hace que el miedo aumente. Mucha gente vive escondida detrás del temor y lo único que piensa es en sí misma y sus dificultades. Quien no logra desarrollar lo mejor de sí, y lo comparte con los demás, verá los síntomas del temor irracional crecer sin detenerse.
Ante el miedo paralizante, tenemos tres opciones: huir y tratar de evitar la situación que nos atemoriza; hacer de cuenta que en realidad tenemos otro problema; o enfrentarlo y superarlo definitivamente.
Fuente:

Más Leídas