A Fondo A Fondo
domingo 27 de marzo de 2016

El deshielo con EE.UU. y nuestra gran oportunidad

Estrechar las relaciones abre la puerta para exportar productos mendocinos con alto potencial de crecimiento en aquel país

En público, pero también en la conversación con el presidente Mauricio Macri, Barack Obama hizo conocer su gusto por el vino mendocino. Un dato para nada anecdótico, si se tiene en cuenta que se trata del presidente de la principal potencia del mundo. Y que, justamente, el vino varietal fraccionado es el principal producto de exportación de Mendoza a EE.UU.

Incluso podría ser esa etílica debilidad lo que lleve al presidente estadounidense a incluir a Mendoza en su hoja de ruta, en una eventual visita a la Argentina, ahora de vacaciones, en 2017, según confesó el propio mandatario argentino.

La visita de Barack Obama a la Argentina, que abre una nueva etapa en las relaciones bilaterales con EE.UU., se dio en un contexto de relaciones comerciales poco fluidas entre ambos países en los últimos años. Pero también abre una nueva etapa para Mendoza, y sus potencialidades de reinserción productiva, en el gigante americano.

Un informe de la Fundación Ideal da cuenta de que el sector exportador enfrenta serias dificultades: una inadecuada infraestructura que obliga a trasladar los productos por camión hasta los puertos (el transporte terrestre se lleva entre 5 y 6 de cada 10 dólares destinados a los costos logísticos), sumado a la ausencia de Tratados de Libre Comercio (TLC) que sí tienen nuestros principales competidores y que les permite pagar aranceles mucho más bajos y otras ineficiencias que llevaron a una fuerte pérdida de competitividad cambiaria entre 2009 y 2015 (entre el primer trimestre de 2014 y el cuarto trimestre de 2015, Argentina perdió -11% de competitividad cambiaria con Estados Unidos y -25% en promedio con sus grandes socios comerciales).

Sin embargo, la fuerte devaluación posterior a la eliminación del cepo cambiario permitió recuperar parte de la competitividad cambiaria, y puede llegar a ser un importante estímulo para las exportaciones provinciales en los próximos meses.

A nivel nacional, el comercio con Estados Unidos -tercer destino en dólares y cantidades- ocupa cada vez menos proporción del comercio total. Sin embargo, las exportaciones de Mendoza a Estados Unidos van en aumento y en 2015 representaron 28% de nuestras ventas totales.

Los productos más vendidos por Mendoza a Estados Unidos son: vino varietal fraccionado; mosto concentrado; vino varietal a granel; bombas centrífugas; vino no varietal fraccionado; ferroaleaciones (ferro-sílico-calcio); ciruelas con carozo de variedad D'Agen; purés, mermeladas y pastas de frutas; y ajos. Estos diez productos representan más del 94% de nuestras ventas a Estados Unidos.

Nuestros productos aún tienen un gran potencial de crecimiento en dicho mercado, y es que el vino fraccionado argentino sólo representa el 7,5% del total importado por Estados Unidos; el vino a granel 13%, los ajos frescos 5%, las ciruelas secas 15% y las bombas centrífugas 1,2%. El único producto que no tendría mucho margen para crecer es el mosto, donde Argentina representa el 73% de lo importado por Estados Unidos.

Los expertos de Ideal, alertan que, para poder hacer negocios con Estados Unidos, es necesario marcar una presencia activa y estable en aquel país, con el fin de afianzar y consolidar un contacto sostenido con los potenciales compradores, difundir activamente la oferta exportable, analizar los perfiles de los consumidores y focalizar las estrategias de marketing. Así mismo, opinan que esta presencia activa y creciente de la agencias de promoción de exportaciones que si tiene Chile no ha sido replicada, de momento, por nuestro país.

Sin embargo, analizan algunas señales con optimismo: Una de ellas es que la canciller argentina, Susana Malcorra, recientemente reconoció que se están llevando a cabo conversaciones con Estados Unidos para tratar de firmar algún TLC, aunque de prosperar sería en bloque con el Mercosur ya que Argentina no puede buscar un acuerdo de este tipo por sí sola.

Esto, sin dudas impulsaría el comercio entre ambas economías, aumentando el volumen de comercio, y donde Mendoza correría con cierta ventaja ya que Estados Unidos es el primer destino de nuestros productos exportados y muchos de ellos todavía tienen margen para seguir creciendo.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas