A Fondo A Fondo
sábado 18 de junio de 2016

El apasionante Trekking a las nubes

Los programas son dos, uno de cuatro días y tres noches y otro de tres y dos respectivamente; la dificultad es moderada y se desarrollan entre abril y diciembre.

Todo aquel turista activo y en buen estado físico puede disfrutar -y sentirse protagonista por los senderos naturales- del novedoso Trekking a las Nubes, que tres empresas del noroeste argentino proponen en la capital de Salta.

Los programas son dos, uno de cuatro días y tres noches y otro de tres y dos respectivamente; la dificultad es moderada y se desarrollan entre abril y diciembre.

Todo comienza en Salta, más precisamente en la terminal de autobuses, donde el contingente toma un transporte hasta Ingeniero Maury.

Y concluye no lejos de allí, en San Lorenzo, con traslado hasta los hoteles de los viajeros.

Se recorren unos 48 kilómetros -esto varía según la salida- y se asciende hasta los 3.410 metros sobre el nivel del mar, según las explicaciones que la prensa obtuvo en la Casa de la Provincia de Salta en Buenos Aires.

Allí, los responsables de Kallpa Tours, Socompa y Argentina Trails, explicaron cómo son estas salidas.

  • Día 1.

A las 9, el grupo sale en el bus que va hacia San Antonio de los Cobres, compartiendo el trayecto con la gente de la zona.

Ya en Ingeniero Maury, los turistas reciben una caja con comida y, con abundante agua a cuestas, comienza la caminata. Se avanza cuesta arriba y por un sendero consolidado, de pendientes moderadas pero continuas.

Se asciende con la Quebrada del Toro a la vista y comienzan a observarse detrás de los cerros, los picos nevados del San Miguel y del Acay.

Después de tres horas de marcha se llega a "La Virgen del Caminante", punto de referencia para muchos montañistas de la zona.

El destino está en las ruinas de Sillón del Inca, lugar del primer campamento. Queda entonces tiempo libre para caminar por la zona en aquel sitio arqueológico que alguna vez formó parte del Imperio Inca.

  • Día 2.

El conduce a los caminantes por encima de los 3.000 metros.

Se comienza a andar junto a uno de los puestos de producción agropecuaria más lindos de la zona. Se llega entonces hasta la altura máxima del recorrido en el Abra de la cruz, por donde es posible ver el vuelo de los cóndores.

Desde este punto y por encima de las nubes se llega a ver todo el Valle de Lerma y la ciudad de Salta. Luego el sendero desciende y lleva hacia el segundo lugar campamento.

El mismo se da en compañía de pobladores locales que tienen su puesto de producción agropecuaria. Allí será posible compartir experiencias y conocer el estilo de vida de los actuales habitantes de la zona.

  • Día 3

El tercer día el sendero lleva cada vez más cerca de la zona húmeda típica del bosque de Yunga. El descenso depara vistas completamente diferentes a las de las jornadas anteriores.

Al cabo de una breve caminata comienzan a aparecer algunos árboles y la vegetación empieza a cubrir más las montañas. Aparecen ríos y cascadas.

El sendero continúa en descenso leve hasta llegar al punto donde dos ríos de montaña convergen. Río arriba comienza la Yunga. Por allí los viajeros vuelven a subir hacia el final de la caminata.

  • Día 4.

El último día del recorrido, ya inmersos en la Yunga salteña, el sendero lleva a lo largo de paisajes de encanto, hacia la ciudad de Salta.

Caminando sobre el filo de la montaña, se disfruta de la flora y la fauna típica de la región, en contacto -en algunos tramos- con pobladores actuales que trabajan su ganado en esos inhóspitos parajes.

La última parte del recorrido lleva a los piés de la ciudad de Salta, en la Quebrada de San Lorenzo. Los organizadores buscan articular esta propuesta privada con el Ministerio de Turismo de la Nación.

Los costos están entre los 6900 pesos para el viaje de cuatro días y de 5700 para el más corto.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas