A Fondo A Fondo
domingo 16 de octubre de 2016

Dos que se negaron a recibir el Nobel: Pasternak y Sartre

En 1958 el Nobel de Literatura le fue concedido al poeta y novelista ruso Borís Leonídovich Pasternak (1890-1960). Su obra más conocida fue su única novela: Doctor Zhivago.

En 1958 el Nobel de Literatura le fue concedido al poeta y novelista ruso Borís Leonídovich Pasternak (1890-1960). Su obra más conocida fue su única novela: Doctor Zhivago.

Pasternak obtuvo el Premio Nobel de 1958, en lo que fue la séptima vez que su candidatura era propuesta al comité del galardón.

Agradecido y sorprendido
Primero el escritor envió una carta de agradecimiento a la Academia Sueca, contando lo "agradecido" y "sorprendido" que estaba por haber sido galardonado.

Días después, bajo una intensa presión del gobierno soviético, que había prohibido la publicación de Doctor Zhivago, envió una segunda carta: "Considerando el significado que este premio ha tomado en la sociedad a la que pertenezco, debo rechazar este premio inmerecido que se me ha concedido. Por favor, no tomen esto a mal".

El caricaturista Bill Mauldin ganó el Premio Pulitzer por la caricatura que muestra a un supuesto Pasternak haciendo trabajo forzado en Siberia y diciéndole a otro prisionero: "Yo gané un Premio Nobel, ¿cuál es tu crimen?".

Pasternak murió en 1960 y recién en 1988 su novela pudo ser publicada en la Unión Soviética. Un año después su hijo Yevgueni Pasternak fue autorizado a recibir el Premio Nobel que le habían entregado a su padre.

En 1964 el filósofo y escritor Jean-Paul Sartre (1905 – 1980), exponente del existencialismo y del marxismo humanista, fue nominado al Nobel de Literatura. Enterado de esto, Sartre envió una carta a la Academia Sueca pidiendo que no se le concediera el premio.

"No puedo ni quiero"
"Por razones que me son personales y por otras que son más objetivas, no quiero figurar en la lista de posibles laureados y ni puedo ni quiero, ni en 1964 ni después, aceptar esta distinción honorífica", escribió entonces Sartre.

La Academia no le hizo caso y le otorgó el galardón.

"Un escritor que adopte posiciones políticas, sociales o literarias debe actuar sólo con sus propios medios, esto es el mundo escrito. Todos los honores que pueda recibir exponen a sus lectores a una presión que no considero deseable", dijo Sartre algún tiempo después.

Y agregó el prestigioso francés: "Como he estado políticamente comprometido, la sociedad burguesa quiere cubrir mis errores pasados, ve una posibilidad de admisión y me dan el Premio Nobel. Me perdona y considera que tengo derecho al Premio Nobel. Es monstruoso".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas