A Fondo A Fondo
miércoles 17 de agosto de 2016

Dime qué color te gusta y te diré quién eres

Los colores denotan emociones y reflejan personalidades

"Azul, el color preferido. El color de la simpatía, la armonía y la fidelidad, pese a ser frío y distante. El color femenino y el color de las virtudes espirituales". Así describe la psicóloga y socióloga Eva Heller al azul en su libro Psicología del color, una de las obras contemporáneas más relevantes sobre el significado que esconden las distintas frecuencias de ondas de luz que percibimos.

Aunque no existe una ciencia del color como tal, las connotaciones emocionales derivadas del color no han pasado inadvertidas a lo largo de la historia. Aristóteles, Roger Bacon, Cennino Cennini, Leonardo da Vinci o Johann Wolfgang von Goethe dan cuenta de ello, con obras en las que reflexionan y teorizan sobre este aspecto.

Y si los colores denotan emociones y transmiten sensaciones, ¿es posible que nuestro color favorito no sea fruto del azar sino una extensión de nosotros mismos?

Así lo consideran, entre otros, los responsables de la web College Match Up, dedicada a la orientación universitaria y profesional según el tipo de personalidad. Han elaborado una infografía en la que asignan a los colores una forma de ser, en concordancia con estudios que así lo determinan, como el de Eva Heller.

Blanco

"El color femenino de la inocencia. El color del bien y de los espíritus. El color más importante de los pintores", resuelve la psicóloga alemana en su libro.

Es el color favorito de las personas organizadas, independientes y que actúan por lógica y sentido común.

Amarillo

"El color más contradictorio: optimismo y celos. El color de la diversión, del entendimiento y de la traición", describe Heller.

Color imposible en el teatro, pertenece a aquellos que disfrutan aprendiendo y compartiendo el conocimiento con los demás. Es el color de las personas con una fuerte necesidad de expresar su individualidad.

Naranja

"El color de la diversión y del budismo. Exótico y llamativo, pero subestimado", según el libro Psicología del color.

Quienes aman el naranja son extrovertidos. Les gusta estar con la gente y socializarse, puede que porque necesitan la aprobación de los demás.

Rojo

"El color de todas las pasiones, del amor al odio. El color de los reyes y del comunismo, de la alegría y del peligro", concluye Eva Heller.

Seguridad y determinación describen a las personalidades a las que les gusta el rojo. Individuos que prefieren la acción a la reflexión.

Rosa

"Dulce y delicado, escandaloso y cursi. Del rosa masculino al rosa femenino", resume la especialista.

Dejando de lado el imperativo cultural según el cual es el color de las niñas, parece ser que detrás del rosa se esconden personas que buscan el amor incondicional y la aceptación de aquellos que los rodean.

Morado

"De la púrpura del poder al color de la teología, la magia, el feminismo, el movimiento gay. Color mixto, sentimientos ambivalentes", según Heller.

Si es tu color, eres perfeccionista y necesitas seguridad emocional en tu vida. También denota una necesidad de ayudar a los demás, un instinto humanitario.

Azul

"El color de la simpatía, la armonía y la fidelidad. El color femenino y el color de las virtudes espirituales".

Además de ser el color más aceptado, según varios estudios, es uno de los que posee más gradaciones y tonalidades. Es el color de las personas que buscan la paz interior y la verdad absoluta. De aquellos que se preocupan por los demás y por sus necesidades.

Verde

"El color de la fertilidad, de la esperanza y de la burguesía. Verde sagrado y verde venenoso. El color intermedio"

Verde es el color de la lealtad, de las personas francas y de los que consideran la propia reputación como un aspecto importante en su vida.

Marrón

"Color de lo acogedor, de lo corriente y de la necedad", para Heller.

En la encuesta que Eva Heller hizo para evaluar las emociones que transmiten los colores, el marrón salió como el color menos agradecido. El color favorito de menos personas, aunque se trate del tono de las personas que son grandes amigos, de los que valoran la estabilidad y la sencillez por encima de las cosas materiales.

Gris

"El color del aburrimiento, de lo anticuado y de la crueldad", indica la psicóloga.

Es el color de las personas tranquilas, sin grandes aspiraciones y en quien se puede confiar.

Negro

"El color del poder, de la violencia y de la muerte. El color favorito de los diseñadores y de la juventud. El color de la negación y de la elegancia".

Corresponde a las personas controladoras y a las que les gusta el poder, aunque también se trata de individuos que a menudo tienen una intuición artística.


Fuente: lavanguardia.com

Fuente:

Más Leídas