A Fondo A Fondo
domingo 31 de julio de 2016

Cuidado con la euforia

Existen dos viejas reglas, de probada eficacia, al momento de invertir en los mercados de capitales. Una es: comprar cuando todos venden, y vender cuando todos compran. La otra: comprar con el rumor y vender con la noticia. Al mismo tiempo vale la pena aclarar que deben ser las reglas más difíciles de seguir, implica el desafío de "ir contra la corriente".

Sobran ejemplos, incluso recientes, de cómo funciona esta regla. El caso más cercano, probablemente, sea el de las elecciones presidenciales en Argentina.

Luego de las PASO y de la primera vuelta vimos un rally en las acciones que forman parte del Merval (índice de referencia de la bolsa argentina) de casi el 50% hasta la segunda vuelta de las elecciones. El día siguiente a la confirmación de Mauricio Macri como presidente, vimos una toma de ganancia superior al 30%. El mercado sin dudas compró el rumor y vendió la noticia.

A la vez si uno recuerda los titulares de las noticias por aquellos días, y previo a las elecciones, todo era pesimismo antes de las PASO. Mientras que post segunda vuelta todo era euforia y titulares sobre el potencial de invertir en acciones argentinas. La realidad fue que el que se animó a comprar durante la ola de pesimismo y a vender con la euforia capitalizó una interesante ganancia.

Otro gran ejemplo, a nivel internacional, fue el del famoso Brexit (la salida de Reino Unido de la Unión Europea). La misma generó un gran pesimismo y una baja en torno al 5% para el S&P 500 (índice de referencia de la bolsa norteamericano), y bajas en torno al 50% en activos europeos. La realidad es que nuevamente cuando todos vendían sin importar qué vendían, ni a qué precio, estábamos nuevamente en presencia de una oportunidad de compra. Actualmente, y post Brexit, los principales índices se encuentran en niveles máximos históricos. Y así hay muchos ejemplos más.

¿Adónde apuntamos con todo esto? Aquellos que nos siguen sabrán que desde Chimpay siempre nos basamos en la teoría de la ciclotimia de los mercados. Donde los mercados financieros siempre se han caracterizado por vivir momentos de irracionalidad extrema donde parece que el fin del mundo se acerca, y otros donde la euforia se descontrola y los precios suben y suben hasta las nueves, o como muchos dicen hasta que la burbuja se pincha.

En estos días en Argentina nos ha tocado ver que el índice Merval ha quebrado máximos históricos (superando los 15.000 puntos), muchos artículos sobre invertir en acciones publicados en lugares que usualmente no se dedican a cubrir estos temas. Incluso muchos hablan sobre invertir en acciones del Panel General (acciones fuera del índice principal y que muchas veces operan ínfimos volúmenes), con el gran riesgo que esto implica. Esto a raíz de que acciones como Petrolera Cono Sur, entre otras, mostraron subas y bajas extraordinarias en apenas horas. Todos indicadores que prenden las luces de la cautela ante un exceso de optimismo.

A lo anterior deberíamos agregar el tema que cubre todos los titulares: el blanqueo. El blanqueo debe ser el tema más esperado del momento. Promete la panacea de plata fresca para el mercado financiero, y de ser motor del crecimiento a través de inversiones en la economía real. Desde Chimpay compartimos la expectativa, aunque ¿no estaremos en presencia nuevamente de comprar con el rumor y vender con la noticia? Pese a que aún vemos gran valor en los activos argentinos por diversos factores que ya hemos explicitado, debemos estar atentos, asesorarnos y ajustar los niveles de venta.
Nunca olvidemos que al momento de invertir es clave tener una estrategia de salida. Pese a que no recomendamos bajarse del barco, sí recomendamos ajustar los niveles de control para salir de nuestras inversiones. Eliminando así el siempre rebelde factor emocional que muchas veces domina nuestras decisiones. Una adecuada gestión del riesgo es tan importante como saber dónde invertir.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas