A Fondo A Fondo
lunes 17 de julio de 2017

Cotidianas confusiones entre gordura e hinchazón; hambre y apetito; entre política y salvación

Mantener conversaciones en ámbitos privados con aspirantes a ocupar un lugar en la escena política puede ser una experiencia fantástica.

En absoluto casual que fantasía y fantasma tengan un mismo origen, ambas palabras provienen de "aparición". Y esto es lo que ocurre.

Aparecen en el barrio, en la plaza, en la oficina. Podemos notar que son personas, con ideas, ganas, proyectos, aspiraciones.

En este deporte y por esta vez, mujeres y varones empatan.

Depende el lugar en el que figura su nombre y su apellido impreso en alguna boleta es el ímpetu y la vehemencia. También el cargo, obvio.

De ninguna manera original como experiencia es ver que aquél o aquella que despotricaba y atribuía toda su infelicidad a "los políticos", ahora se postula. Lo bien que hace

Aunque oficialmente acaba de empezar, nuevamente mostramos nuestra ausencia de afecto a la ley, por eso es que la campaña comenzó hace bastante.

Poco les importa que pisemos sus retratos al ingresar a nuestra casa. Vemos tardíamente a ella y a él ahí, reptando al lado de la alfombra inútil para limpiarnos las suelas.

Será una tarea ardua. Me refiero a elegir.

En escasos años vemos cómo además de alterar el significado de las palabras, vamos degradando inclusive el sentido de los acrónimos. Recordemos que P.A.S.O refiere a elecciones (o bien podríamos decir "selecciones") primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias.

Ya muchos, incluidos figuras rimbombantes de los poderes de la república, quieren sustraerla la "o" para transformarlas en no exigibles. Primer paso para que las PASO tengan menos adherencia que el proyecto para que las dietas legislativas sean propuestas por la ciudadanía.

Posiblemente en un par de años, las PASO sean simplemente PAS, y con ese final, para no terminar de confundirnos, claro.

Tan abstracto se insinúa este primer acto que sólo el justicialismo y ex frente para la Victoria dirimiría sus candidatos a diputado nacional y legisladores provinciales en esta instancia. Sin embargo, mediante la intervención de otro poder –el judicial- se dio lugar para que el partido del Gobierno también ofrezca más de una opción. Otra demostración que cambia Mendoza, pero de una manera casi imperceptible.

La modificación de los significados o al menos la atenuación de los mismos, nos procura un poco más de incertidumbre ante la única seguridad a la que podemos atenernos, que es la seguridad de que padeceremos inseguridad, en cualquiera de sus formas.

Que las elecciones sean "más o menos" obligatorias, es la ratificación del concepto anterior. Si vas a votar, has cumplido con el deber ciudadano; si no vas, también. Una especie de esquizofrenia que incomoda a los cumplidores y festejan los animadores del caos eterno.

La confusión terminológica no es simplemente un desliz que le quita elegancia al idioma. Desde la semántica se producen transformaciones a veces substanciales.

A la hora de interpretar y de comunicarnos, pero además de relacionarnos, es imprescindible que estemos conversando de lo mismo.

Desde la óptica de la disciplina clásica, algunas distinciones bien vale tenerlas en consideración.

Categorizar a las instituciones, entidades y hasta a las empresas estatales como "públicas" trae enormes perjuicios.

Seguir confundiendo Estado con Gobierno de turno es un defecto que ha costado muchas víctimas, aunque insistir sobre esto sea considerado pueril.

Asignarle un rol más protagónico -cuando no exclusivo- al Poder Ejecutivo cuando nos referimos al Gobierno, también.

Y considerar que lo privado y lo íntimo es idéntico, es la mejor forma de despojar a todos de su responsabilidad, no sólo social sino individual.

Llamar ONG a algunas organizaciones que sólo dependen de la "g" que soporta el total de su actividad, no es sano. Y referirnos a justicia, cuando se trata de la burocracia judicial, es como si a las secretarías de comunicaciones las denomináramos "ministerios de Verdad"

Incipiente campaña. Etapa adonde la creatividad compite con la intolerancia. Momento en el que los postulantes deben asumir el compromiso, o al menos saber, que llegar a su candidatura definitiva debe ser el principio y no el fin.

Estamos en campaña, si es divertida, mejor, pero aunque suene solemne: Honrar la decisión de los pares que eligen es el primer paso.

Oportuno sería reflexionar sobre una sentencia simple que Tolstoi define en su monumental "La Guerra y la Paz" :
Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo

escoleosis



Fuente:

Más Leídas