A Fondo A Fondo
domingo 22 de mayo de 2016

Cómo ser madre primeriza sin explotar en el intento

Hay que aprender a disfrutar de los bebés porque es una etapa que dura muy poco tiempo.

Llega un bebé a la familia y con la nueva incorporación también llegan las dudas. Las madres primerizas se enfrentan a nuevas situaciones que les pueden llegar a crear ansiedad y agobio. Pero no hay que tomarse las cosas a la tremenda. Desde que el mundo es mundo las mujeres han sabido llevar el embarazo, el parto y la maternidad, con lo que las mujeres del siglo XXI no van a ser menos.

Aquí van una serie de consejos dados por expertas que ayudaran a pasar el momento de la mejor forma:

-«Hay que mantener la mente positiva, este es el factor principal para afrontar cualquier reto, y en el caso de la maternidad, con más motivo» dice la profesional de la salud Deanna Marie Mason. «Mantener la cabeza fría y las ideas claras ayudará a reducir los nervios tanto de la espera como de lo venidero y es que creer que las cosas irán bien realmente ayuda a que todo fluya mejor».

-No te dejes influir: Desde tiempos inmemoriales, la sociedad ha presionado a las mujeres haciendo recaer sobre ellas la obligación de la protección familiar. En la actualidad ésta situación ya no tiene por qué mantenerse, por lo que la mamá primeriza debe tener la capacidad de hacer oídos sordos a este tipo de influencias. Siempre es positivo dejarse aconsejar, ya que se aprenden muchas técnicas y otras formas de hacer las cosas, pero no hay que permitir que dirijan tu forma de educar o criar a tu bebé. Para Andrea de la Fuente, matrona del hospital Rey Juan Carlos de España «En temas como el de la lactancia no hay que dejarse llevar por los consejos y advertencias de los familiares. Indicaciones como: "Ese niño se queda con hambre", "no tienes buena leche" o "con ese pezón no vas a poder dar de mamar al bebé" sólo llevan a la confusión». Esta matrona cree que «prácticamente todas las mujeres pueden dar alimentación materna a sus hijos»

- ¡HELP!: Pedir ayuda no le hace más débil ni le tiene que condicionar a la hora de tomar decisiones. Si quiere la opinión de profesionales, la mayoría de los hospitales públicos tienen un servicio de atención posparto atendido por matronas que resuelve dudas, ayuda en situaciones complicadas o de desesperación (cólicos, llantos sin explicación...).

- Los bebés duermen mucho, pero poco a poco van regulando sus horarios y distinguiendo el día de la noche, lo que no quita que hasta más o menos los 8 meses pidan alimento de noche. Esta necesidad corta el sueño de los padres y les hace que no estén descansados, pero tranquilidad, no dura eternamente.

-¿Se baña a un recién nacido todos los días?: Andrea de la Fuente explica que en los hospitales no se les baña hasta pasadas las primeras 24 horas, por cuestiones de temperatura, por ejemplo. Y después «No se debe bañar a los bebés todos los días, pero en esto, como en todo se debe utilizar el sentido común. Si el niño necesita un baño ¡pues se le baña!»

Y a pesar de todo siempre surgirán dudas, problemas y agobios, pero no por ello hay que dejar de disfrutar del bebe y de la nueva experiencia que dura muy poquito.

Fuente: abc.es

Más Leídas