A Fondo A Fondo
domingo 03 de julio de 2016

Cómo sacar el hielo del parabrisas del auto

El error más común es usar agua caliente, que puede romper el cristal.

Poco a poco las temperaturas descienden. La humedad nocturna puede hacer que aparezca hielo en el parabrisas de nuestro auto, con lo que por las mañanas nos podemos llevar una desagradable sorpresa, sobre todo si tenemos prisa y no somos capaces de hacer que la capa sólida de agua se derrita.

Para evitar esta situación la mejor recomendación es la de ser precavidos, y colocar durante la noche un cartón grueso, un plástico o una manta (con grosor) entre el parabrisas y el limpiaparabrisas. También pueden servir varias capas de papel de periódico y, además, tampoco está de más colocar trozos de cartón en las ventanillas y en la luneta trasera. Y como para todo, hay un truco casero que se ha de poner en práctica en el momento de estacionar, es verter en el parabrisas una mezcla disuelta de tres partes de vinagre y una de agua.

Si no hemos tenido esta precaución, o no teníamos alguno de los materiales necesarios a mano, siempre podemos recurrir a unos trucos, como los que recomiendan desde Goldcar Rental.

Cómo quitar el hielo de los cristales

Arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas. Nunca se debe esperar a que el motor adquiera temperatura antes de encender la calefacción, el cambio brusco de temperatura puede rajar el cristal.

Rocíar el parabrisas con alcohol: El alcohol tiene un punto de congelación inferior al agua. Si la capa de hielo no es muy gruesa es una buena solución; en caso contrario, habrá que utilizar una rasqueta para eliminar el hielo. Nunca se debe llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol porque puede estropearlo.

Rascar el hielo que se ha adherido al cristal: Lo ideal es hacerlo con una rasqueta de plástico, pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico.

Accionar el limpiaparabrisas: se puede usar el limpiaparabrisas y los dosificadores de líquido para dejar la luna perfectamente limpia, pero siempre después de haber eliminado el hielo, haber despegado las escobillas del cristal y cuando eldepósito del líquido contenga un producto anticongelante. Si solo contiene agua, lo que provocaremos será la aparición de una nueva capa de hielo, e incluso quemar el motor que acciona el dosificador de agua.

Si pese a las precauciones, el hielo ha hecho su aparición en el parabrisas, la reacción más natural es echar agua caliente sobre el cristal, pero es un error: el cambio drástico de temperatura al que someteremos a la superficie acristalada probablemente raje el cristal; incluso que llegue a estallar, al igual que si derramamos sal, ya que puede ocasionar arañazos y erosionar la superficie. Es un error muy común, ya que la sal evita la congelación; pero no descongela.


Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas