A Fondo A Fondo
sábado 07 de mayo de 2016

Celebran los 90 años del científico Attenborough

La cadena pública del Reino Unido, BBC, homenajea este domingo al presentador de programas de naturaleza más conocido de la televisión a nivel mundial.

Acostumbrado a la compañía de gorilas, mariposas exóticas y animales marinos, el naturalista y divulgador científico David Attenborough soplará mañana las 90 velas de su tarta de cumpleaños arropado por el cariño de sus compatriotas, que lo consideran un "tesoro nacional".

La cadena pública del Reino Unido, BBC, homenajea este domingo al presentador de programas de naturaleza más conocido de la televisión a nivel mundial con la emisión del especial "Attenborough at 90", en el que participan el primer ministro británico, David Cameron, y el duque de Cambridge, el príncipe Guillermo.

Este caballero inglés, que cumple 90 años solo dos semanas después de que la reina Isabel II alcanzara esa misma edad, empezó a trabajar en 1952 en la BBC, donde se ha convertido en el rostro icónico de documentales sobre animales y plantas como "State of the Planet", "Zoo Quest" y las nueve series de "Life".

El nieto de la monarca británica afirmó que tanto su abuela como Attenborough "son dos tesoros nacionales increíbles" y es "muy oportuno" que ambos celebren noventa décadas de vida en 2016.

Guillermo subrayó que parte de su conciencia ecológica y de su voluntad por proteger el medioambiente se la debe al famoso naturalista, en cuyos documentales habita "algo tranquilizador y sincero", que "forma parte de la psiquis nacional".

"Cuando era niño me gustaba ver en la televisión a David (Attenborough) y sentirme como si estuviera en África a la vez que descubría algo mágico y casi desconocido de este planeta", recalcó el segundo en la línea de sucesión al trono británico.

David Cameron también se deshizo en alabanzas para el científico nacido en Londres, a quien calificó de "orgullo británico" por "el extenso legado educativo que ha creado" y por ser un "pionero" en el uso de las "últimas tecnologías".

El licenciado en Ciencias Naturales en el Clare College de Cambridge afirmó en el especial de la BBC sentirse "avergonzado" por "la gran cantidad de crédito" que recibe de un trabajo que realiza con "muchas más personas".

"Sería genial si pudiera hacer programas cuando tenga 95 años, pero creo que ya habré tenido suficiente para entonces", apuntó anteriormente el naturalista, que mantiene como uno de sus recuerdos más apasionantes su encuentro con una familia de gorilas.

Uno de los momentos más recordados de la televisión británica tuvo lugar en 1979 en el programa "Life On Earth" en un bosque a los pies de un volcán de Ruanda, donde uno de estos primates se tumbaba sobre su cuerpo mientras varios bebés gorilas jugaban con sus zapatillas.

Nacido en 1926, el científico aventurero que se ha ganado el corazón y el respeto de todos los británicos sentenció que para él "la naturaleza es la mayor fuente de emoción, placer visual, interés intelectual y algo que hace que valga la pena vivir".

Nadie duda de su fascinación y amor por los secretos de la Tierra, ya que fue atacado por hormigas guerreras en territorio africano, práctico rápel en una selva forestal cuando tenía 60 años y se emocionó cuando en 2002 una imponente ballena azul emergió del mar.

La comunidad científica ha reconocido en varias ocasiones su labor educativa al poner su nombre a especies recién descubiertas como a una flor silvestre que crece en el sur de Gales ("Hieracium attengoroughianum"), un dinosaurio que vivió en Europa durante el período Jurásico ("Attenborosaurus conybeari") y a una mariposa amazónica ("Euptychia attenboroughi").

Además de convertirse en uno de los primeros presentadores en sumergirse bajo el mar en 1984 para observar de cerca a un tiburón gris de arrecife, su actitud hacía la naturaleza cambió conforme avanza su conocimiento sobre ella.

En sus primeros programas en "Zoo Quest" en 1954 se capturaban animales salvajes y se presentaban como rarezas en zoológicos británicos, mientras que en sus piezas "Attenborough: 60 Years in the Wild" de 2002 se mostró más respetuoso con el mundo animal y vegetal.

Comprometido con el medio ambiente, el científico siempre ha sostenido que la humanidad no se va a extinguir, aunque sí ha mostrado su preocupación por el peligro que corren otras especies animales.

La pregunta, a su juicio, "es si estamos contentos de que quizá el único lugar en el que nuestros nietos vean un elefante sea en los libros de texto"
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas