A Fondo A Fondo
lunes 11 de abril de 2016

Buscan mayor diversidad en Puerto Pirámides

El poblado, ubicado en el extremo noroeste del Golfo Nuevo, es el único lugar del país habilitado para el avistaje de ballenas desde embarcaciones

La localidad chubutense de Puerto Pirámides, el único centro poblado de la Península Valdés, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999, es una villa balnearia con playas extensas y de suave declive hacia el mar que busca diversificar sus atractivos turísticos para recibir visitantes todo el año y no sólo durante la temporada de avistaje de la ballena franca austral, su principal atractivo.

El poblado, ubicado en el extremo noroeste del Golfo Nuevo, es el único lugar del país habilitado para el avistaje de ballenas desde embarcaciones, y eso lo convierte en un polo de atracción para los turistas, que al llegar descubren la posibilidad de avistar orcas, lobos marinos, pingüinos, cormoranes, gaviotas y un amplio abanico de especies de aves silvestres.

La idea de los funcionarios y empresarios locales es sumar el período de avistaje de la ballena franca austral, que va desde junio hasta diciembre, al de ballenas, que va de octubre a abril, al de pingüinos, que se desarrolla en los mismos meses, al de lobos y elefantes marinos, que se extiende durante todo el año, al igual que el de la tonina overa; al de orcas, que va de octubre a abril, y a la del delfín oscuro, que va de diciembre a marzo.

Fuente:

Más Leídas