A Fondo A Fondo
miércoles 06 de julio de 2016

Biografía del sicario de Pablo Escobar "no enaltece al crimen"

Acaba de publicarse en el país Jhon Jairo Velásquez: mi vida como sicario de Pablo Escobar, que cuenta la historia del mundialmente conocido Popeye

Maritza Neila Wills, escritora de la biografía del ex jefe de sicarios del fallecido capo colombiano Pablo Escobar, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, declaró que el libro no busca enaltecer la imagen de alguien que confesó haber hecho tanto mal a la sociedad colombiana.

Wills aseguró que el libro destaca la necesidad de recobrar el tejido humano y no dejar que historias de abandono, soledad y miseria como las de Jhon Jairo se repitan y sigan afectando al país.

Jhon Jairo Velásquez: mi vida como sicario de Pablo Escobar, que acaba de publicar en nuestro país la editorial Del Nuevo Extremo, es una biografía autorizada de uno de los más temidos matones del desaparecido Cartel de Medellín, que reconoció haber asesinado personalmente a cerca de 300 personas y haber participado y coordinado unos 3.000 homicidios más.

Maritza Wills entró en contacto con Jhon Jairo Velásquez cuando realizaba labores de asistencia social a presos internados en la cárcel La Modelo en Bogotá, Colombia.

La autora, también de origen colombiano, relató que al principio empezaron a conocerse a través de charlas cortas u orando juntos y algunas veces hasta leyendo la Biblia. Pero fue durante el proceso de arrepentimiento del sicario cuando Wills le pidió que contara su historia para lograr una cierta paz espiritual.

Popeye rechazó su primera petición de escribir un libro, pero "Maritza Wills recopiló en silencio todas las vivencias y guerras experimentadas dentro de la vida criminal de Jhon Jairo y con su consentimiento las comparte en este libro", según aclara la casa editora.

Según la autora, la relación entre ambos no fue fácil por la personalidad complicada de Velásquez y sus reacciones que generan temor, dado su pasado criminal.

Sin embargo, Wills aprendió con el tiempo, según dijo, a conocer y a hablar al temido sicario que fue liberado de la cárcel el 27 de agosto de 2014 tras cumplir 23 años de su sentencia de 30 años por asesinato.

"Jairo tiene que ser tratado como un niño y necesita ser escuchado. Su familia fue el Cartel de Medellín porque odiaba a su padre y sufrió una infancia de desapego, la misma que todavía hoy empuja a muchos muchachos a empuñar una pistola para hacerse respetar", detalló.

Y a pesar de que la época de terror y crímenes de Colombia ya pasó, Maritza Wills considera que la pobreza y la violencia siguen siendo un caldo de cultivo para muchos jóvenes que no encuentran un sitio en la sociedad colombiana y que crecen sin el calor de una familia. "Así creció Jairo, que fue escalando en el entramado criminal del cartel de Medellín", aseveró.

La autora confesó haber tenido miedo en el transcurso de las largas conversaciones con Popeye por las historias de violencia y crueldad que contaba. También, el carácter visceral de Velásquez, sus niveles de frustración y conocer el papel que jugó en una de las guerras más crueles de la historia de Colombia, afectaron a la autora y la dejaron sin sueño muchas noches.

Por otra parte, Maritza Wills aseguró que Jhon Jairo Velásquez es elocuente describiendo muchas de sus situaciones personales tales como la violencia, las mentiras, el erotismo, los desamores y los fetiches.

Pero, "la mayor debilidad de Jhon Jairo es su narcisismo y su mayor temor es que lo maten", concluyó.
El libro retrata la época más sórdida de la historia de Colombia y ofrece un recorrido por el surgimiento de los cárteles de la droga, y el origen de la guerra entre estos grupos delictivos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), los grupos paramilitares de ultraderecha, y finalmente, contra el Estado.

Desde su posición como el único sobreviviente de los sicarios bajo el mando de Pablo Escobar, Popeye permite al lector sentir el tira y afloja de los tratos entre grupos criminales opuestos y proporciona una perspectiva de la principal razón de la sangrienta guerra entre el Cartel de Medellín y el gobierno de Colombia: la extradición.

"Mi nombre es Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye. Aquí estoy. Este soy yo. Un hombre de 52 años de edad, con 23 años de cárcel a cuestas", dictan las primeras líneas del libro.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas