A Fondo A Fondo
miércoles 08 de junio de 2016

Así planea este diseñador que sea el yate más lujoso del mundo

De momento es sólo un diseño futurista del italiano Gabriele Teruzzi.

Desde un primer momento, el diseñador italiano Gabriele Teruzzi supo que quería idear un yate en el que el dueño se sintiera poderoso.

De ahí parte la idea que posteriormente ha materializado en su yate Shaddai (dios omnipotente en hebreo), y que muestra un nuevo concepto de embarcación de lujo.

Con solo 27 años, el joven diseñador pretende entrar a competir en el mercado del lujo náutico y lo hace con una embarcación caracterizada por una terraza suspendida, a casi 40 metros de altura.

Está ideada para contemplar la puesta de sol y "vivir la sensación de tener un poder superior, rodeado por la inmensidad del mar y del cielo", según él.

El concepto quiere imitar a la Torre de Babel, las pirámides egipcias o, en la actualidad, a los modernos rascacielos. El objetivo principal es "perseguir el deseo de tocar las nubes" -según explica su creador-. En este diseño, acercarse al cielo se combina también con la particularidad de estar rodeado por el agua del mar.

En la terraza suspendida, de más de 100 metros cuadrados, hay un espacio para celebrar comidas y fiestas, así como para descansar. Al borde de la terraza hay una piscina, con una parte de pared de cristal que da la sensación de fundirse con el mar, aunque hay otras dos a bordo en los distintos pisos, una interior y otra exterior.

Dentro del barco, la decoración está inspirada en las casas de moda italianas. El interior está decorado en tonos verdes, azules y turquesas, con la intención de aportar elegancia y estar en armonía con el mar.

El espacio más grande es el que Teruzzi ha denominado "club de playa", una zona de 300 metros con un acuario en el centro y una cascada cuyo sonido se puede escuchar desde distintas zonas. Además, por todo el barco hay amplias terrazas, zonas VIP, y espacios de tumbonas para tomar el sol y sofás para relajarse.

Por ahora, el diseñador italiano, formado en el Instituto Europeo de Diseño de Milán, ha terminado el diseño y presentado una maqueta en 3D que está lista para materializarse. Prevé ponerlo a la venta por 250 millones de dólares.

Fuente: el pais.es

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas