A Fondo A Fondo
martes 02 de agosto de 2016

Así es el sexo en los jóvenes de hoy

Un estudio de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU) demuestra que los adultos más jóvenes tienen menos probabilidades de haber tenido sexo que sus iguales de la generación anterior.

El estudio realizado por el profesor de psicología Jean M. Twenge, de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU), señala que los jóvenes nacidos en la década de los 90 tienen menos relaciones sexuales que la que tuvieron sus adultos a su misma edad.

La investigación ha contado con otros dos investigadores, Ryne Sherman (Florida Atlantic University) y Brooke Wells (Wiedner University), y sus resultados se basan en el análisis de los datos provenientes de 26.707 participantes en la «Encuesta Social General» («General Social Survey»). Este sondeo es una muestra representativa de los adultos de Norteamérica que incluye tanto a miembros de la actual generación «millennial» como a sus predecesores de la llamada «Generación X».

Según Twenge, autor del libro «Generation Me» («La generación yo»), el 15% de los jóvenes entre 20 y 24 años nacidos en los 90 declaran no tener compañeros sexuales desde los 18 años frente al 6% de los integrantes de la «Generación X» cuando tenían su edad. Esta inactividad sexual es muy significativa, teniendo en cuenta que a los «millennials» también se les conoce por seguir de forma generalizada la «cultura de enrollarse con alguien» («hookup culture»), ya que la mayoría no está teniendo relaciones sexuales y mucho menos enrollándose con múltiples parejas.

«Las aplicaciones online para ligar, en teoría, ayudan a los "millennials" a encontrar a parejas sexuales de una forma más sencilla», señaló Twenge. «Sin embargo, la tecnología puede haber tenido el efecto contrario si los jóvenes están pasando tanto tiempo en la red que interactúan menos en persona y, por lo tanto, no tienen relaciones».

Otra razón que puede explicar esta inactividad sexual en los jóvenes, según Twenge, son las preocupaciones que pueden tener acerca de su seguridad personal y la saturación por parte del panorama mediático con denuncias de abusos sexuales entre los estudiantes.

Twenge apunta que «esta generación está muy interesada en la seguridad, algo que se refleja también en la reducción del consumo de alcohol y su interés en los "espacios seguros" en los campus universitarios». «Esta es una generación muy contraria a buscar el riesgo, y es esa actitud la que puede estar influenciando en sus elecciones sexuales».

El descenso en las relaciones en esta generación también puede entenderse por la amplia distribución y disponibilidad de la pornografía, el creciente número de jóvenes adultos viviendo con sus padres, la cada vez más tardía edad a la hora de contraer matrimonio y el incremento continuo al acceso del entretenimiento instantáneo online.

Los investigadores han publicado esta semana sus hallazgos en el periódico «Archives of Sexual Behavior». Los adolescentes de hoy también parecen menos activos sexualmente, de acuerdo con el Centers for Disease Control's Youth Risk Behavior Survey -una encuesta para jóvenes que mide el comportamiento peligroso y el control de las enfermedades-, ya que el porcentaje de estudiantes de instituto que han tenido sexo alguna vez ha caído de un 51% en 1991 al 41% de 2015.

«Esta generación parece esperar más para tener relaciones sexuales, con una minoría creciente que, aparentemente, espera a tenerlas hasta que están próximos a cumplir 20 años», dijo Twenge. «Son buenas noticias para la salud sexual y emocional que los jóvenes estén esperando hasta que estén listos, pero si estos jóvenes olvidan el sexo por completo, puede que se estén perdiendo las ventajas de tener una relación romántica adulta», advirtió.
Fuente: abc.es

Más Leídas