A Fondo A Fondo
lunes 20 de marzo de 2017

Arqueólogos chinos descubrieron un tesoro enterrado hace más de 300 años

Más de 10.000 piezas de oro y plata que estuvieron sumergidos más de 300 años fueron recuperados de por arqueólogos de un río de la provincia de Sichuan, en el suroeste de China.

Más de 10.000 piezas de oro y plata que estuvieron sumergidos más de 300 años fueron recuperados de por arqueólogos de un río de la provincia de Sichuan, en el suroeste de China.

Entre los objetos que componen el tesoro hay una gran cantidad de monedas de oro, plata y bronce, joyas y armas de hierro tales como espadas, cuchillos y lanzas, reveló el director del Instituto de Reliquias Culturales e Investigación Arqueológica de la provincia de Sichuan, Gao Dalun, citado por Xinhua.

Los caracteres chinos tallados en los utensilios de oro y plata son aún legibles y las imágenes grabadas en las joyas muestran la exquisita artesanía de los artesanos, indicaron los arqueólogos.

El sitio donde se encontraba el tesoro está ubicado en la intersección del Río Minjiang y su afluente el Jinjiang, 50 kilómetros al sur de Chengdu, la capital de la provincia.

Los estudios indican que en 1646, Zhang Xianzhong, líder de un levantamiento campesino fue derrotado en la zona por soldados de la Dinastía Ming (1368-1644) cuando intentaba trasladar sus tesoros al sur del país.

Alrededor de 1.000 barcos cargados con dinero y artículos valiosos se hundieron durante la escaramuza.
"Los objetos han ayudado a identificar el área donde sucedió la batalla y son una prueba directa de este evento histórico", indicó Wang Wei, uno de los arqueólogos.

Cientos de metros del lecho del río aparecieron después de que los arqueólogos drenaron el agua con bombas y cavaron hasta cinco metros de profundidad, hasta encontrar las reliquias.

"Los artículos son extremadamente valiosos para la ciencia, la historia y el arte. Son de gran importancia para la investigación de la vida política, económica, militar y social de la dinastía Ming", afirmó Li Boqian, arqueólogo de la Universidad de Beijing.
Fuente:

Más Leídas