A Fondo A Fondo
martes 27 de septiembre de 2016

27 de septiembre: Día Nacional de la Conciencia Ambiental

El Día Nacional de la Conciencia Ambiental fue declarado por ley nacional n° 24605 en 1996.

El Día Nacional de la Conciencia Ambiental fue declarado por ley nacional n° 24605 en 1996, en memoria de las siete personas fallecidas como consecuencia del escape de gas cianhídrico ocurrido en la ciudad de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, el 27 de septiembre de 1993.

El gas cianhídrico se había formado en las cloacas tras combinarse ácido sulfúrico y sales de cianuro que habían sido desechadas por distintos vecinos de la zona en el sistema cloacal. Las sustancias quedaron atascadas en la alcantarilla y el gas letal formado por la mezcla de ambas sustancias peligrosas, vertidas irresponsablemente, escapó por una rejilla de la casa de la familia Guim. Mató a 7 de sus integrantes en pocas horas.

Cerca del mediodía, Manuel Guim (79), y su esposa, María Ángela (80) se descompusieron por lo que llamaron a su hijo, Horacio (43) quien acudió rápidamente junto a su esposa, Rosa Scala de la misma edad y un Servicio de Emergencias Médicas. Cuando llegaron a la casa –todos, familiares y médicos- empezaron a sentir el impacto del gas. También fallecieron la doctora Bibiana Otero de Turcutto, el chofer-camillero Roberto Voytezko y el enfermero Orlando Cáceres.

Los familiares de las victimas iniciaron acciones judiciales pero nunca se conocieron los responsables.

Tres años después, el Senado de la Nación Argentina y la Cámara de Diputados promulgó la ley de declaración del Día Nacional de la Conciencia Ambiental. La norma expresa además que todos los años en dicha fecha, se recordarán en los establecimientos educativos, primarios y secundarios, los derechos y deberes relacionados con el ambiente mencionado en la Constitución Nacional y que las autoridades públicas que correspondan adoptarán las medidas pertinentes destinadas al permanente recordatorio de las víctimas fatales.

Conciencia Ambiental implica conocer qué es el ambiente, diferenciar uno sano de uno nocivo, establecer las prácticas se deben fomentar y cuáles desestimar para favorecer la buena calidad ambiental, desde cualquier lugar de acción, ya sea individual, la escuela, el hogar, los espacios públicos, las fábricas y los servicios.

Ese sentido, el Ministerio de Medio Ambiente, desarrolla actividades y programas de diversa índole para concientizar a la vez que controla y sanciona cuando corresponde.

"La formación de actitudes y comportamientos que luego se convierten en hábitos saludables es vital, ya que conllevan efectos a mediano y largo plazo. San Luis es una provincia ecológicamente consciente y comprometida con vivir en un ambiente sano. Desde el Gobierno se llevan adelante diferentes políticas para fortalecer esas bases en diversos ámbitos con muy buena respuesta, pero aún queda mucho trabajo por hacer", destacó la ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas